Definición de fitoterapia

El primer paso que vamos a dar para poder conocer el significado del término fitoterapia es descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos señalar que se trata de una palabra que deriva del griego, ya que es fruto de la suma de varios componentes léxicos de dicha lengua:
-La palabra “phyton”, que puede traducirse como “vegetal”.
-El sustantivo “therapia”, que es sinónimo de “tratamiento médico”.

Fitoterapia

Asimismo, podemos subrayar que este término fue acuñado por el médico francés Henri Leclerc a comienzos del siglo XX.

La noción de fitoterapia refiere a la utilización de plantas y de productos de origen vegetal para prevenir, tratar o curar enfermedades. El concepto alude a una modalidad de lo que se conoce como terapias naturales o terapias alternativas.

Cuando una persona recurre a una planta medicinal para mejorar su salud, está apelando a la fitoterapia. Es importante tener en cuenta que, más allá del contenido natural de la fitoterapia, estas sustancias no siempre resultan beneficiosas, e incluso pueden ser dañinas. Hay plantas tóxicas y otras que, al interactuar con diversos elementos, pueden causar efectos adversos.

Por eso siempre hay que consultar a un médico antes de decidir la ingesta de una planta medicinal y de recurrir a la fitoterapia. Solo un profesional en medicina está capacitado para advertir acerca de las posibles consecuencias de estos remedios.

Los orígenes de la fitoterapia se encuentran en la Prehistoria, cuando el hombre apelaba al empirismo para descubrir las propiedades de las plantas aplicadas a la salud. Con el paso del tiempo el ser humano fue recopilando los conocimientos al respecto hasta el desarrollo de fitoterapias.

En la actualidad, la fitoterapia y la medicina convencional tienen puntos de contacto. En ocasiones, de hecho, los plantas medicinales y los fármacos comparten el mismo principio activo (es decir, la sustancia con propiedades tóxicas o farmacológicas). El problema con la fitoterapia es que, muchas veces, no se conoce con exactitud el nivel de contenido de dicho principio activo ya que varía según el crecimiento, el procesamiento y la recolección de la planta. Esto dificulta la estandarización del producto y, por lo tanto, su dosificación precisa.

Otros datos de interés sobre la fitoterapia son los siguientes:
-Se considera que en la actualidad existen más de 100.000 especies de plantas que tienen propiedades curativas.
-Entre las plantas que más se usan con fines curativos nos topamos con el romero, que es bueno para hacerle frente a los dolores musculares y articulares; el aloe vera, que es rejuvenecedor y alivia las quemaduras en la piel; la lavanda, que alivia los dolores de cabeza; o el tomillo, que es útil para acabar con los síntomas de ciertas dolencias leves.
-Las enfermedades o dolencias que, de manera habitual, son más tratadas con la fitoterapia son la ansiedad, las cefaleas, la falta de apetito, las infecciones urinarias, estreñimiento, varices, gripe, dermatitis, sobrepeso o falta de apetito.
-Tradicionalmente la fitoterapia ha optado por administrar esas plantas medicinales a través de tisanas. No obstante, cada vez más se pueden tomar en forma de jarabes, de cápsulas o incluso en gotas. Sin pasar por alto que algunas se encuentran fácilmente a la venta en forma de crema.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de fitoterapia (https://definicion.de/fitoterapia/)

Buscar otra definición