Definición de granito

En el latín es donde se encuentra el origen etimológico del término granito. En concreto, podemos establecer que es fruto de la suma de dos componentes léxicos de dicha lengua:
-El sustantivo “granum”, que puede traducirse como “semilla”.
-El sufijo “-ito”, que se emplea como diminutivo.

Granito

No obstante, hay que tener en cuenta que nos vamos a encontrar dos significados diferentes de ese término.

Así el término granito permite hacer referencia a una roca que se forma con mica, cuarzo y feldespato, tres clases de minerales. El granito es duro y compacto y, según la proporción de sus distintos componentes, puede adquirir diversas tonalidades.

La formación del granito se produce a partir del enfriamiento y la solidificación del magma: por eso es una roca ígnea. Dado que dicho enfriamiento tiene lugar debajo de la superficie y de manera lenta, el granito es clasificado también como una roca intrusiva o plutónica.

Por su resistencia y tenacidad, el granito comenzó a utilizarse hace miles de años en la construcción. En el Antiguo Egipto, este material se empleaba para crear vasijas, recipientes, monolitos y columnas.

Actualmente el granito suele usarse para recubrir monumentos y edificios públicos. También se utiliza en la cimentación y en el desarrollo de escolleras, diques y embalses.

Además de todo lo expuesto, no hay que olvidar tampoco el hecho de que el granito si es un material tan usado es porque cuenta con una serie de ventajas notables, entre las que están las siguientes:
-Es muy resistente a las manchas.
-Consigue mantener en todo momento su color intacto como el primer día. Esto es algo que se debe a que ofrece una importante resistencia a la radiación UV.
-Es muy versátil y se puede utilizar para darle forma tanto a encimeras de la cocina como a suelo o a fachadas para una vivienda, entre otras cosas.
-Se puede encontrar en distintos acabados, texturas e incluso colores.
-Asimismo hay que hacer hincapié en que el granito no es un material inflamable.
-Mantenerlo en perfectas condiciones es algo muy sencillo de hacer y que apenas requiere gastos.

También es interesante conocer que en la actualidad el granito es un material que, como hemos citado, se puede encontrar en una gran variedad de acabados. No obstante, entre los más significativos están el arenado, el serrado, el flameado, el apiconado, el pulido o el ranurado, por ejemplo.

Cabe destacar que la noción de granito también puede usarse como diminutivo de grano. Por ejemplo: “Para hacer un castillo, primero debes llenar tu balde con granitos de arena mojada”, “Me gusta que se sienta la textura de los granitos de sal en la comida”, “Le añadí unos granitos de mostaza para darle más sabor”.

Un granito, en este marco, puede ser un abultamiento que surge en el rostro o en el cuerpo, muchas veces conteniendo pus en su interior. A la enfermedad crónica que se caracteriza por la aparición de granitos, pústulas y pápulas se la denomina acné.

Estas eflorescencias pueden aparecer por una infección, una alergia o una enfermedad, entre otros motivos. Los granitos, además de provocar consecuencias físicas, pueden afectar la autoestima ya que alteran la estética personal.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de granito (https://definicion.de/granito/)

Buscar otra definición