Definición de metate

El término metate, procedente del vocablo náhuatl métatl, se emplea para aludir a la piedra utilizada para moler, de manera manual, diversos tipos de granos. El elemento con el cual se muele sobre esta superficie recibe el nombre de metlapil.

Metate

El metate, por lo tanto, es una especie de mortero. En regiones que actualmente forman parte de países como México, Guatemala y Honduras, los pueblos precolombinos recurrían a este artefacto para la molienda de maíz, por ejemplo.

Para usar el metate, primero hay que colocar los granos sobre la piedra. Luego, con el metlapil en mano, deben ser machados hasta triturarlos o conseguir la consistencia y el tamaño deseados.

Existen múltiples tipos de metates. La piedra generalmente tiene forma rectangular: en algunos casos dispone de patas, mientras que en otros carece de ellas. El metlapil, en tanto, suele ser un cilindro, hecho también de piedra.

Lo importante es que el metate sea duro y que tenga una porosidad reducida. Así se facilita su limpieza y se minimizan las mezclas de sabores y la contaminación.

Hay metates sin ningún tipo de ornamentación que solo satisfacen la necesidad de molienda, pero también pueden encontrarse diseños muy elaborados, con apariencia de animales y diversas ornamentaciones. Es interesante mencionar que, sobre todo en comunidades rurales, el metate sigue siendo utilizado en la actualidad.

De todos modos, el avance de la tecnología que propició el desarrollo de licuadoras y molinos que funcionan a base de energía eléctrica convirtió a los metates en utensilios arcaicos. Tiempo atrás, en cambio, eran el recurso más importante de muchas culturas para producir salsas y harinas.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2020.
Definicion.de: Definición de metate (https://definicion.de/metate/)

Buscar otra definición