Definición de heroína

Con origen etimológico en el francés héroïne, heroína es el nombre de una droga que se obtiene de la morfina. Se trata de un opioide con propiedades narcóticas (genera sopor y modifica la sensibilidad) y sedantes (provoca sueño y minimiza la excitación nerviosa).

Heroína

Cabe destacar que la morfina es un alcaloide del opio que causa adicción. De la morfina deriva la heroína, un polvo blanco que produce dependencia física y psicológica y se emplea como droga recreativa.

El efecto de la heroína es muy intenso y rápido, ocasionando una depresión del sistema nervioso central. Por su elevado poder adictivo y por los daños asociados a su consumo, la heroína es señalada como una de las drogas más peligrosas y letales.

Es habitual que se administre a través de inyecciones intravenosas. Esto hace que los adictos, al compartir jeringas, corran el riesgo de contagiarse diversas enfermedades infecciosas. La heroína también puede inhalarse, fumarse o ser ingerida por vía oral.

Cuando una persona adicta a la heroína no consume por un periodo extenso, puede sufrir un síndrome de abstinencia. Esta reacción puede incluir desde dolores musculares y calambres hasta vómitos y convulsiones, pasando por alucinaciones y ataques de ansiedad.

Antiguamente la heroína era empleada para el tratamiento de la tuberculosis, ya que minimiza el reflejo de la tos. Hoy el clorhidrato de heroína se usa en algunas regiones como analgésico.

Heroína, por otra parte, es la versión femenina de héroe. Una heroína es una mujer reconocida por su valentía, su abnegación y sus hazañas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de heroína (https://definicion.de/heroina/)

Buscar otra definición