Definición de hidráulica

El recorrido etimológico de hidráulica se inicia en la lengua griega con el vocablo hydraulís, que derivó en hydraulikós. Este término, a su vez, llegó al latín como hydraulĭcus.

Hidráulica

La hidráulica es una rama de la física que se dedica al análisis del movimiento y del equilibro de los fluidos. Un fluido, a su vez, es un líquido o un gas: una sustancia cuyas moléculas se mantienen unidas mediante una fuerza de cohesión o atracción débil. Esto hace que los fluidos adopten la forma del contenedor donde se encuentran.

Como sustantivo, la idea de hidráulica también puede usarse para aludir a las técnicas, metodologías y recursos que permiten contener, guiar y aprovechar el agua. En este sentido, el concepto se vincula al aprovechamiento del agua para producir energía, al desarrollo de acueductos, etc.

Hidráulica e hidráulico también son adjetivos que califican a la energía que se produce por el movimiento del agua y a aquello que puede moverse gracias al agua o a otro fluido.

La energía hidráulica se produce a partir de la energía potencial y de la energía cinética de las mareas, las corrientes o los saltos de agua. Suele considerarse como una energía renovable, aunque su impacto ambiental es elevado cuando requiere la construcción de grandes presas o la modificación del caudal de un río, por ejemplo.

Gracias a la energía hidráulica, es posible generar electricidad. Con dicho objetivo se construyen centrales hidroeléctricas, que son instalaciones donde el agua pasa por una turbina hidráulica para transmitir la energía a un generador eléctrico.

Una obra hidráulica, por último, es una construcción de ingeniería que tiene al agua como protagonista. Las presas, los canales y las esclusas, por citar algunos casos, son obras hidráulicas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de hidráulica (https://definicion.de/hidraulica/)

Buscar otra definición