Definición de inductivismo

Para poder conocer el significado del término inductivismo se hace necesario, en primer lugar, descubrir su origen etimológico. En este caso, podemos subrayar que se trata de una palabra que se forma a partir de la unión de varios componentes léxicos del latín y del griego. Nos estamos refiriendo a los siguientes:
-La palabra latina “inductivus”, que puede traducirse como “que tiene la capacidad de persuadir o mover” y que es fruto de la suma de estos elementos: el prefijo “in-”, que significa “hacia adentro”; el verbo “ducere”, que es sinónimo de “guiar”, y el sufijo “-tivo”, que se usa para indicar “relación activa o pasiva”.
-El sufijo griego “-ismo”, que significa “doctrina” o “sistema”.

Inductivismo

El inductivismo es un método lógico que parte de enunciados particulares para llegar a conclusiones generales. Lo inductivo se realiza por inducción: el acto y el resultado de inducir.

Para comprender cómo funciona el inductivismo, por lo tanto, hay que saber que la acción de inducir consiste en extraer, partiendo de experiencias u observaciones particulares, un principio general que se encuentra implícito en ellas. El inductivismo forma parte de los llamados métodos científicos, que son pasos que se siguen de manera ordenada para generar un nuevo conocimiento.

A nivel general, el inductivismo consta de cuatro grandes etapas. Primero se deben observar y registrar los hechos; luego, analizarlos y clasificarlos. En tercer lugar, a través de una derivación inductiva, se realiza una generalización, que finalmente debe ser contrastada.

Se considera que entre las primeras figuras que analizaron, estudiaron, plantearon y desarrollaron el inductivismo se encuentra el escritor y filósofo inglés Francis Bacon (1561 – 1626), que está considerado el padre del empirismo científico y filosófico.

El método inductivo se basa en la proposición de una conclusión que resulte general para la totalidad de los eventos de una misma clase. Para arribar a esta conclusión, se desarrollan múltiples observaciones.

El inductivismo, de este modo, va de lo particular a lo general. El método deductivo, en cambio, concreta el camino inverso: de lo general a lo particular.

Del inductivismo tenemos que establecer además que sus conclusiones son probables y que lo que persigue no es otra cosa que crear nuevo conocimiento. Asimismo, es interesante resaltar el hecho de que ha sido el método más utilizado dentro de las ciencias experimentales desde hace siglos. No obstante, en la actualidad se emplea como parte de lo que es el método científico en general.

El método deductivo, por su parte, tenemos que indicar que es muy utilizado en las matemáticas y en la lógica, que sus conclusiones son muy rigurosas y que, al contrario que el inductivismo, no genera nuevo conocimiento en sí.

Veamos un ejemplo sencillo de la aplicación del inductivismo. Si un observador nota que las águilas son aves y vuelan, que los cóndores son aves y vuelan y que las palomas son aves y vuelan, la conclusión según el método inductivo puede ser que todas las aves vuelan. Sin embargo, pese a que el razonamiento fue correcto, dicha conclusión no es verdadera: los pingüinos y los avestruces son aves y no vuelan.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de inductivismo (https://definicion.de/inductivismo/)

Buscar otra definición