Definición de injerto

El concepto de injerto proviene de insertus, un vocablo latino que se traduce como “introducido”. El término tiene varios usos de acuerdo al contexto.

Injerto

Se denomina injerto a la porción de una planta que se une a otra que ya está asentada, creciendo ambas como un solo organismo. El injerto debe contar con al menos una yema que se suelda al patrón.

Los injertos sirven como método de propagación: se toma un fragmento de una planta y se lo traslada a otro lugar, donde se sigue desarrollando. Así es posible favorecer el crecimiento de diversas especies, sobre todo en terrenos poco propicios, ya que se hace uso de la resistencia mayor que tiene el pie que se utiliza.

Para que el injerto se adhiera correctamente, debe insertarse en una planta del mismo género o que tenga un parentesco muy cercano. De lo contrario, la unión vascular que se requiere para que el ejemplar crezca como uno solo no se producirá.

En el ámbito de la medicina, por otra parte, un injerto es una porción de un tejido vivo o de un órgano que, con una intención estética o como reparación de una lesión, se implanta en el cuerpo. La colocación de un injerto implica el desarrollo de un procedimiento quirúrgico.

El traslado del tejido puede realizarse de un sector del cuerpo a otro o incluso de un individuo a otro diferente. La irrigación sanguínea no se desplaza, sino que surge otra irrigación en el lugar de implante.

El injerto de piel es uno de los más habituales. Cuando una persona sufre una gran quemadura, por ejemplo, se le puede retirar la piel dañada y, en su lugar, realizar un injerto de piel nueva.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de injerto (https://definicion.de/injerto/)

Buscar otra definición