Definición de insomnio

La noción de insomnio, que tiene su origen etimológico en el vocablo latino insomnium, hace referencia a problemas para conciliar el sueño cuando llega el momento de dormir. El concepto también alude a la vigilia (el estado de aquel que está en vela o despierto).

Insomnio

La idea de insomnio, por lo tanto, refiere a la dificultad para dormirse o a la ausencia de sueño. Esta perturbación puede tener múltiples causas, desde inquietudes o preocupaciones hasta una enfermedad.

Se puede entender al insomnio de diferentes maneras. Quien se acuesta con el objetivo de dormir y no puede hacerlo padece insomnio, pero este problema también afecta a la persona que no consigue mantener el sueño (y se despierta en numerosas ocasiones a lo largo de la noche) y al sujeto que se desvela en medio de la madrugada y no puede volver a dormirse.

El insomnio puede producirse por enfermedades psiquiátricas como la depresión o los trastornos de ansiedad y por enfermedades crónicas como insuficiencia cardiaca, asma o EPOC. También por trastornos durante el sueño, como el síndrome de apnea, o por ciertos hábitos (consumo de cafeína, horarios irregulares, etc.). Incluso hay medicamentos que causan el insomnio.

Es posible diferenciar entre el insomnio agudo (que dura poco y suele deberse al estrés) y el insomnio crónico (que se extiende durante más de un mes). Por lo general, el insomnio crónico es una consecuencia o un síntoma de otro problema.

Entre los efectos del insomnio, aparecen el cansancio, los trastornos de memoria, el déficit de atención y la irritabilidad. Para tratar este flagelo, el médico puede sugerir una nueva rutina o recetar diferentes tipos de fármacos. Si el insomnio se debe a una enfermedad subyacente, el profesional primero indicará el tratamiento de ese mal.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de insomnio (https://definicion.de/insomnio/)

Buscar otra definición