Definición de onda longitudinal

Una onda es, para la física, un movimiento periódico que puede propagarse en el vacío o en un medio físico. Longitudinal, por su parte, es aquello que se ubica o se desarrolla en la dirección o el sentido de la longitud.

Onda longitudinal

La propagación de una onda en un medio se vincula a la vibración que genera en las partículas de dicho medio. Cuando la dirección de propagación de la onda resulta igual a la dirección en la que se genera la vibración de las partículas del medio, la onda en cuestión es calificada como longitudinal.

Se llama onda longitudinal, por lo tanto, a aquella que, en las partículas del medio, produce un movimiento de oscilación que es paralelo a la dirección en la cual se propaga la propia onda. Las ondas longitudinales se diferencian de las ondas transversales, cuya dirección de propagación resulta perpendicular respecto a la dirección en la cual vibran las partículas del medio.

Las ondas sonoras, por ejemplo, son ondas longitudinales. Desde el foco que genera el sonido, avanzan frentes de onda que se van alejando del origen, originando una perturbación en las moléculas del medio en la misma dirección de propagación.

Es importante tener en cuenta que la onda sonora causa una modificación de la presión sinusoidal en el aire. El paso del sonido es acompañado por un movimiento hacia adelante y atrás del aire en la dirección de propagación de esta onda longitudinal.

La perturbación producida en el medio por una onda longitudinal, en definitiva, es paralela a la dirección en la cual se propaga la onda. Estas ondas longitudinales pueden propagarse en medios gaseosos, líquidos o sólidos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de onda longitudinal (https://definicion.de/onda-longitudinal/)

Buscar otra definición