Definición de potasa

La etimología de potasa remite al vocablo francés potasse, a su vez derivado del neerlandés potasschen (que se traduce como “cenizas de pote”). El término hace referencia al hidróxido de potasio en estado sólido.

Potasa

Es importante saber que el potasio es un elemento químico metálico de amplia presencia en la corteza del planeta Tierra. Un hidróxido, en tanto, es un compuesto que se forma a partir de la unión de un metal con el anión OH-.

Respecto al hidróxido de potasio o potasa, se trata de una base fuerte que funciona como delicuescente (puede absorber la humedad que hay en el aire hasta desarrollar una solución acuosa) y deshidratante. La potasa suele utilizarse para la producción de jabón.

Los jabones con potasa se obtienen a partir de la reacción del álcali con las sustancias grasas. En comparación a los jabones preparados con hidróxido de sodio, se disuelven con mayor rapidez, son más transparentes y provocan una cantidad más alta de espuma.

La potasa, que absorbe con rapidez el anhídrido carbónico que se halla en el aire, se caracteriza por ser dura. Por lo general se comercializa en escamas con una pureza cercana al 90%.

Cuando la potasa se encuentra en una solución muy concentrada, resulta corrosiva. Al diluirse, se suele emplear para el combate de plagas. En este sentido, la potasa ayuda a combatir a los insectos que disponen de exoesqueleto como los pulgones, resecando dicho sector de su cuerpo e imposibilitando su transpiración.

Por eso, cuando se pulveriza potasa diluida sobre las hojas de las plantas, se protege al vegetal contra diversos animales. Incluso sirve para enfrentar el avance de los hongos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de potasa (https://definicion.de/potasa/)

Buscar otra definición