Definición de jabón

Existen distintas teorías sobre el origen etimológico del término jabón. No obstante, una de las que cobra más fuerza establece que deriva del germánico “saipo”, que llegó al latín como “sapone” y de ahí nuestro actual jabón.

Jabón

Se llama jabón a un producto que se utiliza para lavar o higienizar. Se trata de una sustancia que se obtiene al combinar los ácidos de un cuerpo graso con un álcali: el resultado es un elemento soluble en agua.

Por lo general, el jabón se produce combinando hidróxido de potasio o de sodio con algún lípido. Esto genera una reacción química que recibe el nombre de saponificación y permite obtener la sal potásica o sódica que es el jabón en sí mismo.

Cabe destacar que un álcali es un compuesto con propiedades alcalinas que actúa como base en una disolución acuosa. Los lípidos, en tanto, son moléculas orgánicas formadas principalmente por hidrógeno y carbono que resultan hidrófobas (no se mezclan con el agua). Cuando un álcali, un lípido y el agua se combinan, tiene lugar la saponificación cuyo resultado es la obtención del jabón.

Es posible hallar jabones sólidos, líquidos o en polvo. El jabón sólido o en pastilla es el compuesto sin la presencia del agua que se utiliza para provocar la saponificación. El jabón líquido, en cambio, se encuentra disuelto en el agua.

El jabón se usa para lavar todo tipo de objetos y para la higiene personal gracias a las propiedades de sus moléculas. Como el jabón tiene componentes hidrosolubles y componentes liposolubles, al entrar en contacto con el agua adquiere las características necesarias para eliminar manchas y arrastrar partículas de una amplia variedad de superficies.

Entre la gran variedad de jabones que existen podemos destacar, por ser los más famosos, los siguientes:
-El jabón de Marsella, que es originario de la ciudad francesa que le da nombre. En concreto, se considera que fue en la Edad Media cuando comenzó a prepararse aquel, que se caracteriza por el hecho de que está fabricado en su mayoría con aceite de oliva.
-El jabón de Castilla, que tiene su origen en los pueblos de la Corona de Castilla (España). Se comenzó a elaborar durante la Edad Moderna y se prepara solo con aceite de oliva. Tal fue la fama que consiguió que se exportaba a muchos rincones del mundo.
-El jabón de Alepo procede de Siria y está considerado uno de los jabones históricos más importantes. A España llegó gracias a las Cruzadas. Cuenta con un olor muy identificativo y se realiza a partir de dos principales ingredientes: el aceite de laurel y el aceite de oliva. Se considera que es muy bueno para luchar contra afecciones de la piel como el acné.
-El jabón blanco y azul portugués es muy conocido en todo el mundo desde hace tiempo. Si ha logrado esa popularidad es porque sirve tanto para la higiene personal de cualquier persona como para lavar la ropa o el hogar.

En el lenguaje coloquial de Uruguay y de Argentina, por otra parte, se conoce como jabón a un susto. Por ejemplo: “Cuando se cayó el estante me pegué un jabón…”, “Aquella noche oscura, en el medio del bosque, tuve un jabón bárbaro”, “¡Qué jabón me diste! No vuelvas a entrar así a mi cuarto”.

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2018. Actualizado: 2020.
Definicion.de: Definición de jabón (https://definicion.de/jabon/)

Buscar otra definición