Definición de prebiótico

El adjetivo prebiótico se emplea para aludir a aquello que resulta previo al desarrollo de la vida en el planeta Tierra. Más allá de esta definición dada por la Real Academia Española (RAE), la idea de prebiótico suele utilizarse en el terreno de la alimentación.

Prebiótico

Se entiende por prebiótico, en este marco, a un tipo de fibra alimentaria que ayuda a incrementar la cantidad de bacterias beneficiosas en el intestino. Se trata de un sustrato que ciertos microorganismos presentes en el organismo aprovechan y así luego contribuyen a producir un beneficio en la salud de la persona.

Es importante recordar que al conjunto de las bacterias que habitan en el intestino se lo denomina flora intestinal. La mayoría de los integrantes de este grupo cumplen con funciones positivas para el ser humano, colaborando con la absorción de los nutrientes, por ejemplo.

Los prebióticos son sustancias que favorecen el desarrollo de estas bacterias. Los galactooligosacáridos, los fructooligosacáridos y la inulina, entre otros, no son absorbidos por el intestino y resisten la acidez gástrica, permitiendo la estimulación selectiva de ciertas cepas de bacterias que son buenas para mantener un estado saludable.

Puede decirse que los alimentos prebióticos son fertilizantes que hacen que aquellas bacterias saludables crezcan y se multipliquen en el intestino. Como el cuerpo no los digiere, pasan por el aparato digestivo convirtiéndose en alimento de los microbios.

Los espárragos, la cebolla, el puerro, el ajo, la avena, el trigo, la soga y las bananas (plátanos) son algunos de los alimentos que contienen prebióticos. Por eso, en general, deben formar parte de la dieta. De todos modos, un nutricionista es quien tiene que indicar cuál es el mejor tipo de alimentación según las características particulares e individuales.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de prebiótico (https://definicion.de/prebiotico/)

Buscar otra definición