Definición de propiedad extensiva

La noción de propiedad tiene varios significados. En esta ocasión nos interesa su acepción como una cualidad o una característica.

Propiedad extensiva

En el terreno de la física y de la química, suele distinguirse entre dos tipos de propiedades de la materia: las propiedades extensivas y las propiedades intensivas.

Una propiedad extensiva es aquella que depende del tamaño o de la masa del cuerpo. Una propiedad intensiva, en cambio, no está atada a dichos valores. De este modo, las propiedades extensivas son aditivas, a diferencia de las intensivas.

El peso, la longitud y el volumen son algunos ejemplos de propiedades extensivas. El valor de estas magnitudes resulta proporcional al tamaño del sistema; la subdivisión del sistema, a su vez, modifica los valores.

Tomemos el caso del volumen. Para calcular el volumen de un objeto, es necesario multiplicar su altura, su ancho y su longitud. Por lo tanto, si dividimos el objeto a la mitad, el volumen de cada parte no será el mismo que el volumen calculado cuando el elemento mantenía su integridad. Como se puede apreciar, el volumen es una propiedad extensiva.

Si nos centramos en el punto de ebullición, notaremos que un litro de agua hierve a los 100 ºC. Lo mismo ocurre con tres litros, con veinticinco litros y con tres mil cuatrocientos veintisiete litros de agua. El punto de ebullición es una propiedad intensiva que no está asociada a la cantidad del agua.

Comparando los dos ejemplos, tres litros de agua tienen más volumen que un litro de agua, pero el punto de ebullición es el idéntico para ambos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de propiedad extensiva (https://definicion.de/propiedad-extensiva/)

Buscar otra definición