Definición de puente colgante

Un puente es una obra que permite pasar sobre un foso, un río u otro lugar. Se trata de una estructura que se eleva sobre la superficie para facilitar los desplazamientos, haciendo que las personas o los vehículos puedan sortear algún obstáculo.

Puente colgante

De acuerdo a sus características, es posible diferenciar entre varias clases de puentes. Un puente colgante, en este marco, es aquel que se encuentra sostenido por cadenas o cables.

Los expertos en ingeniería estructural son los encargados de proyectar los puentes. En el caso de los puentes colgantes, su plataforma (el sector que soporta la carga) está suspendida, con lo cual trabaja sobre todo a tracción.

Los primeros puentes colgantes fueron creados en zonas de montaña hace muchos siglos. Con el avance de los conocimientos, comenzaron a instalarse puentes colgantes que pueden soportar no solo el paso de seres humanos o animales, sino también de automóviles e incluso de trenes.

Los puentes colgantes más simples no tienen tirantes verticales. De todos modos, hay muchos puentes colgantes con tirantes verticales que sostienen los cables de suspensión, fijados a su vez a los extremos de la estructura.

Entre las ventajas que ofrecen los puentes colgantes frente a otro tipo de puentes, aparecen su flexibilidad, la posibilidad de ubicar la plataforma a una gran altura, el escaso material que se necesita para desarrollarlos y la construcción sin apoyo central. Como aspectos negativos, demandan una importante cimentación en suelos débiles y pueden quedar intransitables ante vientos muy intensos.

Uno de los puentes colgantes más famosos del mundo es el Golden Gate Bridge, ubicado en Estados Unidos. Este puente colgante enlaza el sur del condado de Marin con el norte de la península de San Francisco.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de puente colgante (https://definicion.de/puente-colgante/)

Buscar otra definición