Definición de sabático

El término latino sabbatĭcus llegó a nuestra lengua como sabático. Se trata, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE), de aquello vinculado al sábado. Cabe recordar que el sábado es el sexto día de la semana y una jornada santa para el judaísmo.

Sabático

La noción de sabático está vinculada a la Biblia. En el Libro Sagrado se considera al sábado como el último día de la semana y al domingo, como el primero. El sábado, de este modo, es un día de descanso.

Es habitual, por lo tanto, que se empleen nociones como “reposo sabático”, “descanso sabático”, etc. Estas expresiones hacen referencia a distintos periodos temporales que una persona reserva para descansar, dejando de lado las obligaciones.

La idea de año sabático, de esta manera, menciona a una etapa de descanso. Un individuo que se toma un año sabático resuelve no trabajar ni estudiar por un cierto lapso (por lo general, un año) para dedicarse a sus propios intereses.

En la antigüedad, los campesinos hebreos dedicaban el séptimo año de una cosecha al ocio y el descanso, tras seis años consecutivos de trabajo. Este séptimo año era conocido como año sabático. En algunas entidades educativas, por otra parte, se les otorga a los docentes un año sabático para que puedan dedicarse a investigar y a estudiar, logrando que, al volver al trabajo, hayan mejorado sus aptitudes.

Actualmente los años sabáticos suelen ser un privilegio de la gente con buena posición económica, que está en condiciones de no recibir ingresos o de no producir durante un año. La mayoría de las personas necesita trabajar de forma constante para sustentarse, haciendo que un año sabático se vuelva imposible.

Y es que está claro que si no tienes una buena cuenta corriente de la que ir tirando para poder frente a todos los gastos posibles que pueden aparecer durante esos doce meses sin trabajar, es realmente una misión imposible tomarse un año sabático.

De ahí que quienes habitualmente se lo tomen sean celebrities, como así lo conocemos a través de los medios de comunicación. Eso supone que, en más de una ocasión hayamos leído o escuchado, que tal actor, modelo o cantante decide tomarse un año sabático para poder descansar, para poder estar más tiempo con su familia o sencillamente para poder hacerle frente a propuestas personales que desea.

A pesar de que, normalmente, cuando se habla de año sabático se piensa en un tiempo sin hacer nada, dedicándose a descansar y disfrutar de la vida o a realizar esos viajes que siempre se habían soñado, hay quienes lo aprovechan para acometer tareas de “provecho”. Así, hay quienes se animan a ampliar su formación, a mejorar sus habilidades y conocimientos sobre algún idioma e incluso están las personas que no dudan en hacer uso de ese tiempo para acometer funciones de cooperación y solidaridad, lo que supone que se marchen a ayudar a personas desfavorecidas en distintos rincones del mundo.

Y es que de esta manera, lo que hacen es aprovechar esos doce meses sin trabajar no para “engordar” la cuenta bancaria sino para enriquecerse pero a nivel personal y humano. Lamentablemente no todos nos podemos permitir ese lujo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de sabático (https://definicion.de/sabatico/)

Definiciones Relacionadas