Definición de saco vitelino

Un saco es un recipiente, un receptáculo o un envase que alberga algo en el interior. Vitelino, por su parte, es un adjetivo que se refiere a lo vinculado al vitelo.

Saco vitelino

Podemos agregar que, de acuerdo al diccionario elaborado por la Real Academia Española (RAE), el vitelo es el grupo de sustancias que se hallan en el seno de un huevo y que permiten que el embrión reciba nutrientes. El vitelo está formado, por lo tanto, por diferentes sustancias proteicas.

El saco vitelino, en definitiva, es la bolsa que alberga vitelo en su interior y que permite que los embriones de determinadas especies se alimenten en las fases iniciales del desarrollo.

Gracias al saco vitelino, el embrión recibe oxígeno y nutrientes y puede descartar sus desechos. En el caso del ser humano, el saco vitelino cumple las funciones del sistema circulatorio, hasta que empieza a desarrollarse la circulación interior.

Al igual que otras estructuras, el saco vitelino se modifica a medida que avanza el desarrollo del embrión. Al comienzo de la gestación, es la estructura más amplia; sin embargo, en torno a la décima semana de gestación, este saco empieza a degenerarse por el incremento de las dimensiones del amnios (que forma parte del saco amniótico).

Cabe destacar que, en el saco vitelino, pueden reconocerse tres capas: la capa mesotelial (formada por células de tipo plano que están interrelacionadas), la capa mesenquimática (una red de vasos que desaparece en la séptima semana de gestación) y la capa endotérmica (compuesta por vesículas y conductos).

Un término de gran importancia en este contexto es el cigoto, también conocido como huevo o cigota; es la célula que resulta cuando se unen el gameto femenino (o sea, el óvulo) con el masculino (el anterozoide o espermatozoide) durante la reproducción sexual de plantas, animales, hongos y ciertos eucariotas unicelulares. Luego de dicha unión se fusionan los núcleos, de manera que el cigoto presenta dos juegos de cromosomas, uno masculino y otro, femenino.

El cigoto atraviesa un proceso que se conoce con el nombre de segmentación, caracterizado por la producción de diversas mitosis seguidas y la aparición de los blastómeros, una masa de células embrionarias. Cabe mencionar que este fenómeno tiene lugar en todos los animales. Además, en el cigoto se pueden apreciar dos polos: el animal o germinativo, donde reside el núcleo y ocurren todos los procesos metabólicos; el vegetativo, para la acumulación de las sustancias que forman parte del vitelo.

Saco vitelinoDe acuerdo con la cantidad de vitelo que haya en el saco vitelino, la duración del proceso embrionario será diferente, así como también la segmentación del gameto femenino; esta última empieza en el antes mencionado polo animal y baja poco a poco hasta el vegetativo. La concentración de vitelo es determinante para el tipo de segmentación, la cual puede ser holobástica o meroblástica.

La segmentación holoblástica se caracteriza por ser:

* isolecítica: la cantidad de vitelo es escasa y se distribuye en partes iguales por la totalidad del huevo, generando una segmentación que puede ser de tipo radial (en anfioxus y equinodermos), rotacional (en nemátodos y mamíferos), bilateral (en tunicados) o espiral (en moluscos, gusanos planos y anélidos);

* mesolecítica: en los anfibios, el vitelo se presenta en proporciones moderadas y esto da lugar a una segmentación radial desplazada.

Por otro lado, la segmentación meroblástica es:

* telolécita: gran densidad de vitelo en casi todo el interior del huevo, en especial en la zona del polo vegetativo. Se puede apreciar una segmentación discoidal (en aves, reptiles y peces) o bilateral (en moluscos cefalópodos);

* centrolecítica: el vitelo se ubica en la parte central del huevo, y la segmentación es superficial, como ocurre en casi todos los insectos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de saco vitelino (https://definicion.de/saco-vitelino/)