Definición de salud social

El concepto de salud hace referencia al bienestar físico y psíquico de un individuo. Aunque la idea suele asociarse a la ausencia de enfermedades, la salud trasciende esta cuestión. Social, por su parte, es aquello vinculado con la sociedad (el conjunto de individuos que viven en una región y comparten una misma cultura).

Salud social

La noción de salud social está asociada al estado de bienestar que una persona tiene de acuerdo a las condiciones de su entorno. La salud del ser humano, tanto física como mental, siempre depende del contexto socioeconómico.

La salud social, por lo tanto, se concentra en las circunstancias que condicionan el bienestar del sujeto. Se trata de aquellos condicionamientos derivados de la distribución de los recursos y del poder, relacionados con las políticas que se desarrollan a nivel local e internacional.

Supongamos que una persona nace y se cría en una casa precaria, que carece de acceso al agua potable. En su barrio existen basurales a cielo abierto y calles de tierra que se inundan cuando llueve. Para acceder a un hospital, debe recorrer varios kilómetros, ya que no hay centros médicos en la zona.

Todas estas condiciones que hacen a la salud social inciden en el bienestar de esta persona, así como en el de todos sus vecinos. Estos individuos están en una situación de vulnerabilidad ante diversas enfermedades derivadas de sus condiciones de vida. Para mejorar la salud social del barrio en cuestión, el Estado debería realizar inversiones que permitan ampliar el servicio de agua potable, sanear el ambiente, construir un centro médico, etc.

Como puede apreciarse, los determinantes de la salud social son todas aquellas circunstancias que rodean la vida de las personas desde que nacen, y que las acompañan a lo largo de su desarrollo y su inserción en el sistema. Son muchos los factores que contribuyen en la realidad de cada individuo, y la mayoría depende del gobierno y las autoridades, ya que son ellos los que deberían garantizar a todos los ciudadanos el bienestar y la igualdad de oportunidades.

Salud socialUno de los puntos más discutidos en este contexto es la salud pública, ya que en muchos países el servicio gratuito de asistencia sanitaria es precario e insuficiente para atender las verdaderas necesidades de la gente. Mientras que en lugares como Inglaterra existe una brillante red de centros de atención, bien organizados, higiénicos y de acceso gratuito, existen demasiados ejemplos de la situación contraria: hospitales donde los profesionales son hostiles, las esperas son demasiado largas y la higiene brilla por su ausencia.

La infancia es el momento clave de nuestra vida, y es la época en la que más deberían enfocarse los gobiernos para procurar el bienestar de la gente. Algunas de las propuestas más generalizadas para alcanzar la salud social es ofrecer a todos los niños la misma calidad de enseñanza hasta que completen sus estudios secundarios: si todas las personas tuvieran acceso a una educación de alto nivel desde pequeñas y hasta alcanzar la juventud, disminuiría considerablemente el analfabetismo y, en consecuencia, la pobreza y el crimen.

También durante la infancia pero a lo largo del resto de las etapas de crecimiento, es muy importante contar con un entorno favorable para el desarrollo personal y profesional. Calles limpias y seguras, parques en buenas condiciones, escuelas y bibliotecas con una amplia variedad de géneros son algunos de los requisitos fundamentales. Pero además de la seguridad, la salud y el acceso a la educación, es muy importante ofrecer a la población un espacio para el ocio y el entretenimiento, siempre que se tomen como momentos esporádicos que sirvan para renovar la energía y continuar construyendo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2014. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de salud social (https://definicion.de/salud-social/)