Definición de autónomo

Escuchar el artículo

El adjetivo autónomo tiene su origen etimológico en el vocablo griego autónomos. El concepto hace referencia a aquel o aquello que cuenta con autonomía.

La noción de autonomía, en tanto, alude a la condición o el estado de quien dispone de libertad de acción, sin tener dependencia de otro u otros. Por eso, de cierto modo, puede asociarse la autonomía a la independencia.

Libertad

La autonomía de un sujeto se vincula a su libertad de acción y a su capacidad para desenvolverse por sí mismo.

El individuo autónomo según la filosofía y la psicología

En un sentido amplio, la autonomía es la capacidad de un individuo de dirigirse a sí mismo. El sujeto autónomo está capacitado y/o habilitado para decidir sus acciones sin que intervenga un agente externo.

La filosofía, en este marco, relaciona la autonomía con la ética. Al hacerse cargo de su propio accionar, la persona es responsable del aspecto moral de sus decisiones y debe asumir las consecuencias de sus actos.

La psicología, por su parte, hace hincapié en los diferentes factores que inciden en la autonomía. No se alcanza la autonomía, por ejemplo, sin el desarrollo cognitivo y la madurez emocional necesarios para estar en condiciones de desempeñarse más allá de la guía o la tutela de los demás.

Freelance

Un trabajador autónomo ofrece servicios de manera independiente, con lo cual no se encuentra bajo una relación de dependencia con ninguna empresa.

El concepto en el ámbito laboral

Se denomina autónomo al trabajador que desarrolla su actividad laboral de forma independiente; es decir, sin estar bajo relación de dependencia. Esto implica que no tiene exclusividad con ninguna empresa.

La autonomía laboral aporta ventajas, pero también acarrea cuestiones negativas. El autónomo (o freelance, según el vocablo inglés que también se utiliza en nuestra lengua) administra sus horarios de acuerdo a sus intereses y necesidades; puede definir cuánto pretende cobrar por su labor; y tiene la posibilidad de ofrecer servicios a varias compañías simultáneamente, por especificar algunas posibilidades.

Entre los aspectos más desfavorables, se pueden mencionar la falta de estabilidad; la carencia de algunos beneficios que tienen los empleados en relación de dependencia (como vacaciones pagas y aguinaldo); y la necesidad de asumir cuestiones administrativas (la facturación, el pago de impuestos por trabajar, etc.).

El trabajo autónomo creció mucho en los últimos años gracias a los avances tecnológicos: resulta cada vez más simple cumplir con tareas laborales a distancia apelando a Internet. Hay que considerar, sin embargo, que se puede trabajar desde el hogar (home office) manteniendo un vínculo de dependencia con un único empleador.

Territorios autónomos

Si nos centramos en la organización política del territorio, encontraremos que se nombra como autónomas a aquellas regiones que gozan de una cierta libertad respecto a otras entidades administrativas superiores. Dicha autonomía tiene matices.

Tomemos el caso de Puerto Rico. Se lo puede considerar como un territorio autónomo ya que dispone de autogobierno, aunque a su vez está asociado a Estados Unidos. Así, determinados asuntos internos son decididos por las autoridades estadounidenses.

En España, las comunidades autónomas tienen instituciones propias y cuentan con representantes que asumen funciones ejecutivas y legislativas. Estas comunidades autónomas, a su vez, integran el Estado español.

Cabe destacar que muchos pueblos y naciones se encuentran luchando por su autonomía o su independencia. La República de Abjasia es un ejemplo: declaró su independencia en 1992, pero la mayoría de los países consideran que no es realmente independiente, sino que se trata de una república autónoma que pertenece a Georgia.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2022.
Definicion.de: Definición de autónomo (https://definicion.de/autonomo/)

Buscar otra definición