Definición de tuning

Tuning es un vocablo inglés que puede referirse a la puesta a punto, el ajuste o la sintonización de algo. El término suele emplearse para mencionar la modificación que se realiza de las características de un automóvil con la intención de personalizarlo.

Tuning

El tuning, de este modo, consiste en alterar las características que el vehículo trae de fábrica. Estas modificaciones pueden ser exteriores (sobre la carrocería) o interiores (que cambian aspectos mecánicos). El resultado de la operación es un automóvil personalizado, con particularidades que lo hacen único.

En la década de 1940 comenzaron a realizarse las primeras prácticas de tuning. Con los años se convirtió en una tendencia muy popular, con miles de adeptos y hasta publicaciones especializadas. El tuning, sin embargo, puede hacer que un vehículo ya no pueda circular legalmente por la vía pública debido a los cambios concretados sobre las propiedades de fábrica (en algunos casos el resultado se asemeja demasiado al de los coches de carreras).

Las ruedas, la suspensión, los asientos, el sistema de audio y el motor son algunos de los sectores del vehículo que se pueden tunear. Muchas veces, los dueños de los coches tuneados los exhiben en muestras y encuentros.

En el ámbito de la informática, el tuning también se conoce como modding. En este caso, aquello que se modifica son las computadoras (ordenadores), tanto el gabinete con sus componentes como los accesorios periféricos (el monitor, el teclado, el mouse o ratón, etc.).

TuningHacer que los componentes internos queden a la vista e instalar luces son algunos de los cambios más usuales de este tipo de tuning o modding. Por otro lado, los usuarios avanzados también prestan mucha atención a la refrigeración de la torre, dado que suelen exigir mucho rendimiento a sus procesadores, tanto al principal (CPU) como al gráfico (GPU); existe una constante discusión entre quienes prefieren los sistemas tradicionales, a base de viento, y los que se inclinan por los de refrigeración líquida.

El tuning de un ordenador no llega a costar tanto dinero como el de un coche, pero la proporción es equivalente: mientras que un usuario normal invierte una cantidad moderada una vez cada muchos años para tener un equipo que le permita realizar las tareas básicas, tales como consultar su cuenta de correo electrónico, leer las noticias y mantener al día sus perfiles en las redes sociales, los jugadores y desarrolladores de software pueden llegar a destinar gran parte de sus ingresos al año en impedir que los inevitables avances tecnológicos vuelvan obsoletos sus equipos.

Existe un concepto denominado fine tuning, a menudo traducido como “sintonía fina” o “ajuste fino”, que suele usarse para hacer referencia a la configuración de la imagen de un televisor. Del mismo modo que ocurre con los ordenadores, mucha gente compra este electrodoméstico con el simple objetivo de mirar sus contenidos favoritos pero no hace caso de la calidad de imagen, más allá de lo que puedan decirle los anuncios publicitarios o los vendedores en una tienda física. Sin embargo, aquellas personas que poseen el ojo agudizado pueden pasar meses antes de decidirse por el televisor que se ajusta a sus necesidades y, una vez que lo han comprado, días y semanas ajustando sus propiedades.

Para los expertos en imagen, los términos “brillo”, “contraste” y “nitidez”, entre muchos otros, no son simples opciones: representan grandes desafíos en su lucha por obtener “la imagen perfecta” por la cual han pagado. Gracias a las posibilidades que nos da Internet, hay mucha información disponible para conseguir un buen fine tuning si no tenemos mucha experiencia, y también hay foros en los cuales podemos pedir ayuda y entablar intercambios muy enriquecedores con usuarios de todo el mundo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2015. Actualizado: 2016.
Definicion.de: Definición de tuning (https://definicion.de/tuning/)