Definición de abertura

El verbo abrir se refiere a hacer que algo deje de estar cerrado o cubierto, desvelar lo que está oculto o destapar una cosa. La noción de abertura está vinculada a esta acción, aunque también puede mencionar otras cosas.

Abertura

Una fisura, una rajadura, una grieta o un orificio también pueden denominarse como aberturas: “Tendremos que hacer una abertura en la pared para pasar los caños”, “La explosión dejó una enorme abertura en el techo”, “Por favor, consigue un poco de cemento para que podamos tapar la abertura”.

En la fonética, la abertura está vinculada a cómo se abren y se amplían los órganos encargados de la fonación al momento de permitir que pase el aire. Según el sonido que se quiera emitir, la abertura será mayor o menor.

Aquellos sonidos que permiten ser pronunciados sin la intervención de los órganos fonadores, se realizan con una abertura mucho mayor; en el caso de nuestro idioma, sucede con las vocales, donde el sonido de la A se realiza con una abertura superior al del resto de las vocales, opuesta al de la I.

Este término se opone al de cerrazón, que hace referencia a la contracción de los órganos fonadores para dejar pasar el aire y producir un sonido específico.

¿Abertura o apertura?

Este término da lugar a muchas confusiones al parecerse mucho a otro: “apertura”. A continuación intentaremos establecer las diferencias entre ambos, a fin de saber en un futuro cuándo usar cada uno porque, pese a lo que muchos aseguran, estos dos conceptos no son intercambiables.

Si nos guiamos por las definiciones que ambas palabras reciben en el diccionario de la R.A.E, podemos decir que si bien ambas hacen referencia a la acción de abrir algo, existen ciertas diferencias. La apertura es más aconsejable para hablar de esa acción propiamente dicha, para referirse a una actitud de tolerancia frente a una situación determinada (apertura frente a la diversidad sexual), a la acción de comenzar un emprendimiento (apertura de local) y también para hablar del momento en el que, a través de un mecanismo determinado, se consigue abrir un hueco (apertura de diafragma).

Abertura, en cambio, es más indicada para referirse a una hendidura o hueco que ya se ha producido y es permanente, como un espacio amplio en medio de dos montañas (abertura entre sierras) o un hueco por el que pasa la luz o el aire (abertura de una ventana).

En fotografía existe la apertura de diafragma, a la que muchos indistintamente le llama abertura (considerando que el concepto proviene de obturador). Sin embargo, el correcto es apertura porque se está hablando de un hueco que puede abrirse de forma mecánica pero que no se encuentra siempre en ese estado. Para entender mejor esto podemos aclarar que en el caso de un telescopio, el hueco a través del cual se observa sí se encuentra siempre abierto, por lo que se denomina abertura. Lamentablemente y pese a esta clara diferencia en los significados de los términos, es necesario señalar que en el mundo de la fotografía suele utilizarse con más frecuencia el término incorrecto.

Dadas las grandes contradicciones que generan estos términos es normal encontrar, incluso en diccionarios importantes, que para la óptica, la abertura es el diámetro de una lente, que establece cuál será el ángulo de un haz de luz al enfocarse sobre el plano de la imagen, pese a que en este caso también se está hablando de apertura.

Para terminar, cabe diferenciar también este término con el de obertura, el cual hace referencia a una pieza musical que sirve como introducción a una composición lírica, ya sea una ópera, un oratorio o cualquier otra composición de este estilo.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2009. Actualizado: 2012.
Definicion.de: Definición de abertura (http://definicion.de/abertura/)