Definición de agente patógeno

El término agente puede utilizarse de distintas maneras. En esta oportunidad, nos interesa quedarnos con su acepción como aquello que tiene la capacidad de actuar o de producir algo. Patógeno, por otra parte, es un adjetivo que califica a lo que provoca una enfermedad (una variación del estado de salud).

Agente patógeno

Es interesante conocer el origen etimológico de las dos palabras que dan sentido al término que ahora nos ocupa:
-Agente deriva del latín, en concreto de “agentis”, que puede traducirse como “el que lleva la acción”. Es fruto de la suma de dos elementos diferenciados: el verbo “agere”, que es equivalente a “actuar”, y el sufijo “-nte”, que se usa para determinar el que realiza la acción.
-Patógeno, por otro lado, tiene raíces griegas y significa “que produce enfermedad”. Está compuesta esta palabra de dos partes claras: el sustantivo “pathos”, que es sinónimo de “enfermedad”, y “geno”, que es equivalente a “producir” o “engendrar”.

La noción de agente patógeno hace referencia a un elemento que puede provocar una enfermedad o un trastorno orgánico a un huésped. Cabe destacar que se llama huésped al organismo que lleva o alberga otro organismo.

Por lo tanto, el agente patógeno se aloja en un huésped y le provoca alguna clase de daño. Un virus, una bacteria o un hongo pueden actuar como agentes patógenos a través de diferentes mecanismos infecciosos. Los huéspedes pueden ser seres humanos, animales o plantas.

El protozoo Toxoplasma gondii, por ejemplo, es un agente patógeno que puede hospedarse en un gato y provocarle toxoplasmosis, una enfermedad que se contagia a las personas. En este caso, el gato se convierte en huésped del agente patógeno Toxoplasma gondii y le provoca la enfermedad contagiosa denomina toxoplasmosis. Una vez que el gato adquiere la toxoplasmosis, puede defecar y transmitir el parásito a las personas.

Otro ejemplo de agente patógeno es el Corynebacterium diphtheriae, una bacteria de tipo bacilo que se aloja en el ser humano y le provoca difteria. Esta enfermedad provoca el desarrollo de falsas membranas en la garganta, la nariz y la piel, causando dolor, incremento de la temperatura y lesiones de distinta clase. Existe una vacuna que previene la infección de difteria.

Eso sin olvidar otro ejemplo como puede ser la bacteria Clostridium tetani, que es la que se considera responsable del tétanos. Su manera de actuar es “entrar” en el cuerpo a través de una herida y luego, una vez en el interior, liberar una toxina.

De la misma manera, no podemos pasar por alto que también se considera que los nemátodos son agentes patógenos. En su caso, se encargan de provocar enfermedades diferentes en lo que son las plantas.

Estos tienen forma de gusano pequeño, se alimentan, por regla general, adentrándose en lo que son las raíces de las citadas plantas y una vez allí “devoran” lo que son el contenido celular. Para contrarrestarles existen en la actualidad numerosos insecticidas y productos químicos similares, que son los encargados de evitar que esos seres vivos acaben muriendo o sufriendo graves daños por culpa de esos agentes patógenos.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de agente patógeno (http://definicion.de/agente-patogeno/)

Definiciones Relacionadas