Definición de bruma

La etimología del término bruma se encuentra en la lengua latina y alude al “solsticio de invierno”, de acuerdo al diccionario de la Real Academia Española (RAE). Por eso anteriormente el concepto se utilizaba para mencionar a la época invernal.

Bruma

En la actualidad la noción hace referencia a la niebla, sobre todo a aquella que aparece sobre el océano. Puede decirse que la bruma es un fenómeno de la atmósfera que se produce cuando hay partículas de agua suspendidas en el aire, dificultando la visibilidad.

Por ejemplo: “Hay mucha bruma: no creo que sea conveniente salir a navegar en este momento”, “Esta mañana quisimos ir a jugar al fútbol a la playa, pero la bruma no nos dejaba ver”, “Se supone que la lancha colisionó contra el muelle debido a la bruma”.

Nociones como bruma, niebla, neblina y calima suelen generar confusiones ya que hacen referencia a fenómenos similares. Se llama niebla a la concentración de partículas que forma una nube y atenta contra la visión. La bruma, la neblina y la calima son tipos de niebla.

En concreto, se le suele decir bruma a la niebla con una humedad relativa mayor al 70% y una visibilidad que supera el kilómetro. Si la visibilidad es menor, se habla de niebla. En cambio, cuando la visibilidad es similar a la bruma, pero la humedad relativa no llega al 70%, el fenómeno se conoce como calima (la nube está formada por partículas secas). La neblina, por último, es la niebla baja y de escaso espesor.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de bruma (http://definicion.de/bruma/)