Definición de cactus

El término cactus procede de la lengua latina, aunque su raíz etimológica se halla en el griego káktos. El concepto hace referencia a una planta que pertenece al grupo familiar de las cactáceas.

Cactus

Los cactus, también llamados cactos, forman parte del conjunto de las crasas o suculentas: plantas que disponen de un órgano o sector modificado para almacenar una cantidad de agua superior a la que pueden contener otras especies. Esto posibilita que los cactus sobrevivan en regiones desérticas de clima muy seco.

Originarios del continente americano, los cactus se han propagado por gran parte del planeta. Se puede diferenciar a los cactus de otras plantas suculentas por la presencia de una areola, que es una yema axilar donde crecen las espinas. Cabe destacar que existen unos doscientos géneros de cactus con más de dos mil especies: por eso existen cactus de múltiples tamaños y formas.

El desarrollo del tejido conocido como parénquima hace que el tallo de los cactus sea grueso. La forma del tallo puede ser cilíndrica, esférica o aplanada de acuerdo a la especie. Las flores de estas plantas, por otra parte, suelen ser hermafroditas.

Actualmente muchas especies de cactus son cultivadas con fines ornamentales. Así podemos encontrar cactus en jardines, parques y otros espacios abiertos: Incluso hay cactus que pueden cultivarse en ambientes interiores.

Se conoce como nopal o tuna al fruto de ciertas especies de cactus. Este fruto, una vez que se le quitan las espinas y la cáscara, es comestible. Además se utiliza para la elaboración de jugos, mermeladas y otros productos alimenticios.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de cactus (http://definicion.de/cactus/)

Definiciones Relacionadas