Definición de adoquín

Del árabe clásico dukkān al árabe hispánico addukkín o addukkán y luego a nuestra lengua como adoquín, este concepto alude a una piedra a la que se le otorga forma rectangular para que pueda emplearse en el desarrollo de empedrados. Los adoquines suelen utilizarse en la pavimentación de las calles.

Adoquín

Por lo general, se escoge granito para la creación de los adoquines. Estas piedras resultan fáciles de labrar y, además, son muy resistentes. Es habitual que se creen adoquines de tamaño reducido, de manera que sea posible manipularlos con una mano.

Los primeros empedrados, en la antigüedad, se desarrollaban con piedras al natural, carentes de labrado. Con el objetivo de facilitar los desplazamientos, los romanos empezaron a tallar las piedras y así, hace más de dos mil años, surgieron los adoquines.

Hasta el siglo XIX podemos determinar que se vino utilizando de forma masiva en las grandes ciudades, hasta que las necesidades militares y sociales propiciaron que empezara a caer en desuso. No obstante, eso no impide que, en la actualidad, existan muchas rúas que han mantenido su suelo de adoquines y que, gracias al mismo, cuentan con un innegable valor.

Así, por ejemplo, los alrededores de la Mezquita de Córdoba están realizadas con adoquines y también sucede lo mismo con algunas de las zonas más emblemáticas del casco histórico de Sevilla.

Durante mucho tiempo, la mayoría de las vías de circulación de las ciudades estuvieron cubiertas de adoquines. A partir de la masificación de los automóviles, el empedrado de adoquines comenzó a dejar paso a la pavimentación con asfalto, más favorable para la circulación de los vehículos.

Por analogía a estas piedras rectangulares, se llama adoquín a unos dulces grandes que son populares en España. El adoquín del Pilar, por ejemplo, es un caramelo tradicional de Zaragoza que puede pesar hasta medio kilogramo y cuyo envoltorio exhibe la figura de la Virgen del Pilar.

Precisamente es importante conocer que dentro del ámbito del ciclismo existe una relevante carrera de adoquines que responde al nombre de París Roubaix. Es una de las más significativas al respecto y precisamente los deportistas que participan lo hacen con el claro objetivo de poder llevarse el adoquín de oro, que viene a ser el premio más importante.

Este año 2017 esta prueba llega a su edición numero 115 y lo hace contando con importantes ciclistas que participarán para obtener el triunfo. Nos estamos refiriendo tanto al belga Greg Van Avermaet como al eslovaco Peter Sagan. Eso sin olvidar que se compondrá de un total de 257 kilómetros, que discurrirán por un total de 29 tramos de adoquines.

No obstante, también se llama adoquín a una golosina infantil de pequeño tamaño y con forma del citado elemento de la construcción que se puede encontrar fundamentalmente con sabor a regaliz y en dos colores: negro o rojo.

En el lenguaje coloquial de varias regiones, por último, se le dice adoquín al sujeto iletrado, bruto o que se conduce con torpeza: “No pierdas tiempo en explicarle las ecuaciones a José: es un adoquín”.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de adoquín (https://definicion.de/adoquin/)

Definiciones Relacionadas