Definición de

Apoyo emocional

El apoyo emocional es una herramienta esencial y sumamente útil para todo individuo que atraviesa una realidad difícil. Quien lo brinda de manera desinteresada con buenas intenciones apela a su empatía, a su capacidad de escucha activa y a su deseo genuino de acompañar y ver bien a un familiar, allegado, compañero o amigo que, por diferentes razones, no está en su mejor momento. Hay, además, expertos en salud mental que poseen conocimientos y recursos para ayudar profesionalmente a aquellos que necesitan fortalecerse en materia emocional.

Es importante que, de experimentar una profunda tristeza o altibajos emocionales que atentan contra el normal desarrollo de actividades cotidianas, padecer una crisis de angustia, no poder sobreponerse por uno mismo a la adversidad o estar en periodo de duelo sufriendo estrés, depresión u otras problemáticas que pueden ir apareciendo tras la pérdida irreparable de un ser amado, se busque y se solicite cuanto antes ayuda psicológica, espiritual y emocional. Frente a esos escenarios es aconsejable tener un rápido acceso a líneas de ayuda psicológica gratuita, el teléfono de algún centro u organismo de asistencia para la intervención en crisis y/o prevención del suicidio o al número de los servicios de emergencia de salud mental.

Resulta valioso saber que hay distintas modalidades y alternativas a la hora de requerir prestaciones o gestos de apoyo emocional. Se reconocen, a grandes rasgos, el directo (sin intermediarios, de carácter personalizado) y el indirecto (por intervención de alguien que aplique técnicas), así como el apoyo emocional formal (enmarcado en una estructura psicoterapéutica) y el apoyo emocional informal (procedente de parientes, amistades, gente que integra un voluntariado, etc).

Contención y compañía

Estar presente, focalizarse en sus necesidades específicas, escuchar sin juzgar, abrazar fuerte y brindar contención son acciones que permiten brindar un buen apoyo emocional a amigos/as y seres queridos.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • El apoyo emocional ideal se basa en la comprensión, paciencia, generosidad, empatía, capacidad de diálogo y resolución. Brindarlo requiere de preparación y habilidades para la escucha activa.
  • Existen técnicas para evaluar a individuos en crisis y proporcionar apoyo efectivo. Cuando involucra a un tercero, parte del proceso es contactar a su red de apoyo.
  • El apoyo emocional más beneficioso suele ser aquel que se obtiene al hacer terapia con un especialista o acudir a sesiones de consejería psicológica. Los grupos de apoyo también pueden resultar útiles
  • Además del apoyo emocional, los hábitos saludables y un estilo de vida equilibrado son esenciales para mantener la salud mental. La aceptación, el optimismo y la gratitud pueden ayudar a mejorar la energía diaria.

Bases del apoyo emocional

El apoyo emocional posee (o tendría que tener, en un escenario ideal), bases vinculadas a la comprensión, la paciencia, la generosidad, la empatía, la capacidad de diálogo y el poder de resolución.

Ofrecerlo y proporcionarlo exige una cierta preparación de raíz terapéutica y sentido común pero también habilidades para la escucha activa, la comunicación y la validación emocional. Es ideal asesorarse a fin de poder asistir de la mejor manera posible a quien presenta una crisis severa o está en situación de emergencia y, por tanto, necesita ayuda inmediata y precisa para estabilizarse psicológicamente. Actuar como salvavidas de una persona que sufre constituye una gran muestra de humanidad aunque también representa una responsabilidad enorme: hay que intervenir en la justa y correcta medida para no entorpecer ni agudizar la situación.

Hay técnicas apropiadas para evaluar rápidamente al sujeto con signos de alteración a nivel mental y reaccionar eficientemente en pos de demostrarle respaldo y transmitirle calma y ánimo. Si se trata de alguien desconocido al cual se intenta acompañar y serenar para ponerlo a salvo frente a una eventual decisión que ponga en riesgo su propia existencia o la integridad física de un tercero, entonces la prioridad después de confirmar que esté fuera de peligro será localizar a uno o más miembros de la red de apoyo del individuo (ya sea un familiar, amistad, acompañante terapéutico, etc).

No hay que perder de vista que el apoyo emocional más acertado y conveniente es aquel que se obtiene al hacer terapia con un especialista idóneo o acudir a sesiones de consejería psicológica.

Tener grupos de apoyo a disposición para compartir penas, no padecer las consecuencias de la soledad o rodearse de gente con la cual uno puede sentirse identificado y comprendido también fortalece, provee tranquilidad y propicia las demostraciones de amor, respeto e interés por el prójimo.

Redes de contención y asistencia

Es reconfortante construir lazos fuertes y buenas relaciones personales para tener una red humana de apoyo en la cual refugiarse y encontrar apoyo en momentos difíciles.

Puede servirte: Validación

Hábitos y cuidados de salud mental

Tener hábitos saludables a lo largo de los años y tomar recaudos para resguardar la salud mental beneficia al organismo en general. Siempre será ventajoso llevar una vida lo más ordenada y sana posible donde tenga espacio todo aquello que sume al bienestar emocional, la comodidad, la felicidad y la relajación: pasar tiempo de calidad con amistades y familiares, reservar momentos para el ocio y el entretenimiento, hacer ejercicio físico, practicar yoga y meditación, cuidar la nutrición con una dieta equilibrada y tener a diario un descanso reparador (los expertos recomiendan garantizarse, como mínimo, siete horas de sueño) son las claves de un sistema inmune fuerte y una existencia con niveles bajos de estrés.

Desde la aceptación de cada circunstancia que toca atravesar, el optimismo, la positividad, el optimismo y la gratitud se mejora la energía y el día a día, pese a las dificultades que vayan presentándose con el correr del tiempo, se torna agradable y más llevadero.

Niño y perro

Compartir la vida con una mascota favorece a la salud humana porque contribuye a mejorar el ánimo, a disminuir los niveles de estrés, a tener compañía incondicional y a encontrar un afectuoso y noble pilar en materia emocional.

Alivia, es reparador y resulta imprescindible para la sanación absoluta, asimismo, poder exteriorizar emociones, pedir auxilio a tiempo y no tener miedo ni vergüenza de coordinar una cita con algún especialista en Psicología. Tampoco hay que subestimar síntomas ni autodiagnosticarse: son los profesionales de la salud mental los únicos habilitados y confiables para, tras reunirse con un/a paciente, evaluar su cuadro y determinar, según corresponda, si el caso se encuadra en trastornos del estado de ánimo, un brote psicótico, etc.

Ver también: Salud

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Verónica Gudiña, el 9 de enero de 2024. Apoyo emocional - Qué es, definición y concepto. Disponible en https://definicion.de/apoyo-emocional/
Buscar otra definición
x