Definición de

Cinturón de asteroides

Cinturón de asteroides es un concepto propio de la astronomía. Refiere a una estructura del sistema solar denominada disco circunestelar que se sitúa en medio de las órbitas correspondientes a Marte y a Júpiter. Antes de profundizar en las particularidades y alcances de esta noción es fundamental recordar que la teoría define a los asteroides como cada uno de los cuerpos menores que se encuentran dentro del ya citado sistema solar. En materia de diámetro, no superan los 1000 km y es habitual que giren en torno al Sol.

Alrededor de cuarenta mil asteroides que poseen un ancho superior a 1 km están nucleados en la franja bautizada como cinturón de asteroides. Si la fuerza gravitacional de un cierto planeta logra capturar a un asteroide, existen probabilidades de que éste deje de pertenecer al cinturón de asteroides (donde también se han detectado cometas) para pasar, como si fuera una luna, a ponerse en órbita.

Esta especie de corredor repleto de rocas o escombros de raíz cósmica funciona como una frontera que marca una división entre los enormes planetas gaseosos y aquellos que son a base de rocas.

Asteroides en el sistema solar

Cinturón de asteroides es un concepto propio de la astronomía.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • El cinturón de asteroides fue descubierto en el siglo XVIII, y su masa actual es solo una porción de la que poseía en el pasado.
  • Las colisiones de asteroides son frecuentes y generan nuevas familias de asteroides, siendo la fuente de la mayoría de los meteoritos detectados en la Tierra.
  • Los objetos más grandes del cinturón son Ceres, Pallas, Vesta, Higia y Juno, mientras que el planeta enano Ceres representa un tercio de la masa total del cinturón.
  • Según su composición, los asteroides se clasifican en carbonáceos (tipo C), metálicos (tipo M), silicatos (tipo S) y basálticos (tipo V).
  • Varias misiones espaciales han estudiado el cinturón de asteroides, y se plantea la posibilidad de explotar sus recursos mediante la minería de asteroides en el futuro.

Origen del cinturón de asteroides

El origen del cinturón de asteroides tiene como actores principales, y necesarios, a los astrónomos. Estos expertos, con el correr del tiempo, han descubierto planetas y múltiples objetos celestes.

En 1781, por ejemplo, de la mano de William Herschel se llegó al hallazgo de Urano, cuya posición coincidía con predicciones de una hipótesis popularmente llamada ley de Titius-Bode en honor a los científicos Johann Daniel Titius y Johann Elert Bode. En 1801, su colega Giuseppe Piazzi localizó al planeta enano que terminó transformándose en el objeto astronómico de mayor dimensión que puebla el cinturón de asteroides: Ceres. Una temporada más tarde, gracias a la labor de Heinrich Olbers, se detectó al asteroide Pallas. En septiembre de 1804, el alemán Karl Ludwig Harding dio con uno de los más grandiosos asteroides que conforman el cinturón principal: Juno. De 1807 data la localización de Vesta, que dentro del cinturón de asteroides es uno de los objetos que más masa posee. Décadas después, Karl Ludwig Hencke hizo un nuevo anuncio: la detección del asteroide Astraea.

Como los telescopios fueron tornándose más precisos y poderosos, los expertos fueron sumando descubrimientos. La astrofotografía, incluso, contribuyó a más misterios develados. La nomenclatura, ante la realidad de estar frente a múltiples planetas y asteroides, fue convirtiéndose en un desafío. Según se cuenta, ya había arrancado la década de 1850 cuando empezó a ganar visibilidad y uso la expresión «cinturón de asteroides». Difícil, a esta altura, determinar qué científico impuso el concepto pero sí ha habido modificaciones en torno a la idea inicial. Hay quienes sostienen, por ejemplo, que el actual alberga apenas una porción de la masa que caracterizó al cinturón más arcaico.

Marte y Júpiter, claves para el cinturón de asteroides.

Las órbitas de Marte y Júpiter tienen al cinturón de asteroides en el medio.

Puede servirte: Nomenclatura

Formación y divisiones

La formación y las divisiones del cinturón de asteroides son otras cuestiones de interés. Todo parece haberse iniciado en la nebulosa protosolar. Como consecuencia de perturbaciones gravitacionales asociadas a Júpiter, fragmentos de materiales comprendidos en el cinturón han colisionado entre sí a gran velocidad, razón por la cual no han llegado a agruparse. Que no haya podido formarse un nuevo planeta se debe a esas uniones fallidas.

Es importante resaltar que no son fenómenos atípicos las colisiones de asteroides y, evaluadas desde una perspectiva de tiempo astronómico, son frecuentes. Cada fragmentación origina piezas más diminutas que marcan el surgimiento de una nueva familia de asteroides. Los escombros, asimismo, son claves en la formación de meteoroides. Al respecto, una estadística científica: más del 99 por ciento de los meteoritos que, hasta el día de hoy, se detectaron en la Tierra probablemente surgieron en el cinturón de asteroides.

En relación a la segmentación del cinturón de asteroides, en tanto, no hay una postura unánime. En general, se alude a una división principal o media, otra exterior y una interior. La parte principal, asimismo, está fraccionada en tres áreas que se distinguen en base a números romanos y están delimitadas por diferentes resonancias.

Estudios tecnológicos de simulación indican que el cinturón original pudo haber poseído una masa comparable con la del planeta Tierra, aunque se fue perdiendo a medida que los materiales fueron saliendo del cinturón producto de perturbaciones gravitatorias. Los elementos que quedaron afuera, dicen algunos especialistas, podrían haber tenido como destino la denominada nube de Oort. Así ha sido catalogada una nube de apariencia esférica situada en el final del sistema solar que está compuesta por objetos que trascienden la órbita de Neptuno. Nube de Öpik-Oort, en referencia a los astrónomos Jan Hendrik Oort y Ernst Öpik, es otra manera de mencionar a esta zona.

En el sistema solar hay un cinturón de asteroides.

El cinturón de asteroides es una estructura presente dentro del sistema solar.

Objetos presentes

Los objetos presentes en el cinturón de asteroides son varios, pero el más impactante en cuestiones de tamaño es el planeta enano llamado Ceres. El segundo en materia de volumen es Pallas, continuando con el asteroide Vesta. No se puede dejar de hacer foco en el asteroide carbonáceo Higia, así como tampoco en el asteroide de tipo S Juno.

Características del cinturón de asteroides

Las características del cinturón de asteroides dan cuenta de una superficie mayormente vacía. Esto no significa que contenga pocos componentes sino que la distribución de los asteroides es demasiado amplia.

Se estima que, al hacer foco en la masa total del cinturón de asteroides, Ceres cubre un tercio. Vesta, cuyo tamaño es la mitad del de Ceres, está en segunda posición al analizar las dimensiones de los objetos incluidos en este disco donde hay asteroides que se agrupan en distintas categorías de acuerdo a su composición.

Composición y clasificación de los asteroides

La composición y la clasificación de los asteroides que integran el cinturón han motivado el surgimiento de tres categorías.

Una de ellas engloba a los asteroides carbonáceos o asteroides de tipo C. También hay asteroides metálicos (o de tipo M) y asteroides de silicatos (o de tipo S). Más escasos son los asteroides basálticos (o de tipo V).

La distancia al Sol es otra variable a considerar al distinguir las regiones en las que se congregan los asteroides. La mayor parte se concentra en el cinturón principal, en una región que está entre los planetas Marte y Júpiter. Al mismo tiempo, cobran relevancia aquí múltiples familias de asteroides. Coronis, Temis y Eos son algunas de ellas.

Los que más cerca se encuentran de la órbita terrestre son los Near-Earth Asteroid (NEA), reconocidos en español como los asteroides próximos a la Tierra. Se segmentan en tres conjuntos: asteroides Amor, asteroides Apolo y asteroides Atón.

Tampoco pueden pasarse por alto los asteroides troyanos, los cuales se caracterizan por compartir con un planeta la órbita alrededor de los puntos estables de Lagrange.

Más en: Satélite

Exploraciones e investigaciones en el cinturón de asteroides

Hay exploraciones e investigaciones en el cinturón de asteroides desde hace varias décadas. A mediados de julio de 1972, la sonda espacial Pioneer 10 consiguió atravesarlo por primera vez en la historia.

Fueron hasta él, además, las sondas espaciales Pioneer 11, las Voyager 1 y 2 y la bautizada como Ulysses, aunque no tomaron fotografías. Sí registraron imágenes de asteroides la misión espacial Galileo y la NEAR Shoemaker, por mencionar dos a modo de referencia.

Son constantes las investigaciones en este disco y, si bien faltan estudios y exploraciones más exhaustivas, se cree que en un futuro no muy lejano será factible sacarle provecho a los asteroides próximos a la Tierra. Por esta posibilidad ha empezado a cobrar fuerza el concepto de minería de asteroides. Así se ha catalogado a la chance de llegar a concretar la explotación de materias primas procedentes de planetas menores y asteroides. Incluso, se trabaja en la idea de poder usar agua procedente de cometas extintos.

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Verónica Gudiña, el 3 de abril de 2023. Cinturón de asteroides - Qué es, origen, características y clasificación. Disponible en https://definicion.de/cinturon-de-asteroides/
Definiciones Relacionadas
Buscar otra definición
x