Definición de

Comunicación intercultural

La comunicación intercultural es el acto de intercambio de información que involucra a, al menos, dos individuos de distinta nacionalidad, cultura, lenguaje o religión, entre otras variables.

Este fenómeno comunicativo exige paciencia, conocimientos de normas de cortesía, buena disposición hacia el prójimo y capacidad de adaptación para, en un contexto de diferencias, poder generar un acercamiento o vínculo que permita que el mensaje se emita y se reciba correctamente.

Como las costumbres, las normas sociales y los idiomas o dialectos varían de un lugar a otro es indispensable tener en cuenta ciertos criterios al momento de entablar una conversación y demostrar sensibilidad cultural a fin de agotar todos los recursos para hacerse entender por los demás y lograr una adecuada interpretación de gestos y/o palabras.

Diálogos interculturales

El respeto, la empatía, el poder de adaptación y la tolerancia son claves para forjar una buena comunicación intercultural.

Si tienes solo unos segundos, lee estos puntos claves:
  • Es crucial superar las barreras culturales, luchar contra la discriminación y el etnocentrismo para fomentar la convivencia armoniosa y el respeto entre diversas culturas.
  • El conocimiento de idiomas, familiarización con costumbres extranjeras y la comunicación con personas de diferentes nacionalidades se facilita a través del internet y las redes sociales. Ser flexible y tener voluntad para socializar y desarrollar inteligencia cultural son fundamentales.
  • Alcanzar una comunicación intercultural óptima es esencial en áreas como la enseñanza de idiomas, traducción e interpretación. Además de la gramática y la pronunciación, el aprendizaje de la cultura, historia, hábitos y tradiciones y la comunicación no verbal son necesarios.

Desafíos de la comunicación intercultural

La comunicación intercultural ha ido evolucionando con el correr de los años y se beneficia en gran parte gracias a los avances tecnológicos pero todavía enfrenta numerosos desafíos.

Se requieren más esfuerzos, por ejemplo, para superar las barreras culturales, hacerle frente a hechos de discriminación (con tareas de prevención en primer término y con el correspondiente castigo una vez producidos) y evitar el etnocentrismo. Hay que seguir trabajando a escala internacional, asimismo, para favorecer la convivencia armoniosa entre pueblos y, esencialmente, combatir la ignorancia que genera prejuicios, limitaciones, rechazos y estereotipos culturales.

De la mano de la globalización se ha dado paso a más de una sociedad multicultural, por eso es imprescindible sembrar en cada comunidad valores relacionados a la tolerancia, la empatía, la solidaridad, el respeto y la cooperación. Es necesario y valioso construir puentes a partir de la comprensión, la escucha activa, la colaboración, la confianza y la diversidad.

Es sencillo, hoy en día, incorporar conocimientos de idiomas, familiarizarse con costumbres extranjeras y entrar en contacto con personas de múltiples nacionalidades gracias a las posibilidades de aprendizaje y comunicación que surgen con el acceso a Internet y el uso masivo de las redes sociales. También los viajes por el mundo invitan a descubrir y apreciar numerosas culturas y estilos de vida, así como el empleo y/o el estudio en el extranjero potencian los lazos interculturales. Resulta clave, frente a este panorama, adoptar una actitud flexible y comprensiva, demostrar voluntad para socializar y desarrollar la inteligencia cultural.

Valores culturales

Las expresiones artísticas como la danza y la música favorecen la difusión de valores socio-culturales y fomentan tanto la inclusión como los intercambios culturales.

Puede servirte: Respeto

Alcances, contextos y aplicaciones

Resulta interesante centrar la atención en los alcances y las aplicaciones que tiene la comunicación intercultural sin perder de vista los numerosos contextos en los cuales puede (y debe) concretarse.

Los expertos en antropología y quienes se especializan en el campo de la psicología, al igual que aquellos dedicados a la sociología y a la lingüística, ponen el foco de atención de muchos de sus estudios en las características de la comunicación intercultural. Esta clase de saber es fundamental para desenvolverse bien en los campos de las relaciones internacionales, la política, la diplomacia y el turismo.

Conseguir una comunicación intercultural óptima es ideal, asimismo, en el marco de la enseñanza de idiomas y en las tareas de traducción e interpretación porque no alcanza con instruirse sobre los aspectos gramaticales, los significados y las pronunciaciones de palabras de una determinada lengua: para un aprendizaje integral se requieren nociones de cultura, historia, de hábitos y tradiciones y de comunicación no verbal.

Requisitos para una óptima comunicación intercultural

Del análisis de la práctica brotan los requisitos o las condiciones que hay que intentar cumplir a fin de poder establecer una óptima comunicación intercultural.

En primer lugar se precisan voluntad, ganas y energía para aprender, adaptarse y vincularse con los demás a pesar de las diferencias. Otro elemento importante es la claridad al emplear la comunicación verbal, así como es enriquecedora la interacción para poder forjar un lazo e ir intercambiando experiencias en base a la confianza, la cordialidad, el afecto y el respeto recíprocos.

Es básico valerse de herramientas para, desde la teoría, aprender a utilizar y aplicar correctamente un segundo idioma, pudiendo fortalecer los conocimientos desde la ejercitación. Se requiere, en este marco, una apropiada competencia comunicativa y afán de superación para ir evolucionando en el dominio de más de una lengua.

Cultura

Al conocer, conservar y difundir sus tradiciones, los integrantes de una comunidad desarrollan un fuerte sentido de pertenencia y se mantienen conectados con la historia, la identidad y las costumbres de su pueblo.

Tecnología y medios a favor de la comunicación

La innovación tecnológica, la amplia disponibilidad de dispositivos con acceso a Internet y la proliferación de medios de comunicación, soportes informativos y plataformas de contenidos estimulan la formación intercultural y, aunque sólo sea virtualmente, acercan a individuos que viven en geografías alejadas y no tienen, en ocasiones, una religión, una cultura, una nacionalidad o un idioma en común.

Apreciar el arte típico de una comunidad, ya sea visitando un museo, navegando por sitios web especializados, recorriendo una exposición, asistiendo a festivales culturales o escuchando música tradicional de una cierta región o nación, es otra vía para conectarse, de manera presencial o a distancia, con la identidad cultural de un pueblo. Viajar, leer, estudiar y, especialmente, dialogar son acciones básicas e imprescindibles para tener excelentes resultados en materia de comunicación intercultural.

Ver además: Web 3.0

Llevate gratis el libro digital "Cómo aprender a estudiar" y suscríbete a Definicion.de ↓

Recibe el ebook en segundos 90 páginas con consejos y técnicas de estudio Novedades semanales
Cómo citar este artículo Publicado por Verónica Gudiña, el 16 de enero de 2024. Comunicación intercultural - Qué es, definición, aplicaciones y requisitos. Disponible en https://definicion.de/comunicacion-intercultural/
Buscar otra definición
x