Definición de corriente eléctrica

Al flujo de las cargas eléctricas que recorre un conductor se lo conoce como corriente eléctrica. El flujo está vinculado al desplazamiento de electrones o protones en el seno del material en cuestión.

Corriente eléctrica

Se llama carga eléctrica a la propiedad física que poseen ciertas partículas subatómicas (como los protones y los electrones), manifestada a través de las fuerzas de repulsión y atracción que existen entre ellas por intermedio de campos electromagnéticos. A los protones se les asignó carga eléctrica positiva, mientras que a los electrones se les atribuyó carga eléctrica negativa. Los protones y los electrones, en este marco, fluyen desde el polo negativo hacia el polo positivo.

Los conductores, al contar con numerosos electrones libres, posibilitan que la electricidad pase a través de ellos. El movimiento de las cargas eléctricas genera el campo magnético que se puede aprovechar de distintas maneras.

La magnitud que refleja el nivel de electricidad que, en una unidad de tiempo, fluye por el conductor, también se denomina corriente eléctrica. Esta magnitud, medida por un instrumento llamado galvanómetro, tiene como unidad al amperio. Por eso, si el galvanómetro está calibrado en amperios, recibe el nombre de amperímetro.

La corriente eléctrica puede ser variable (si su intensidad cambia en el tiempo) o continua (si la intensidad se mantiene constante). Cuando en ningún sector del conductor se genera una disminución o el almacenamiento de la carga, se habla de corriente estacionaria. Cabe destacar que la intensidad de la corriente eléctrica se calcula dividiendo la carga (expresada en columbios) por el tiempo (segundos) que tarda en trasladarse de un lugar a otro.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de corriente eléctrica (https://definicion.de/corriente-electrica/)