Definición de magnetismo

Se denomina magnetismo al poder que disponen los imanes y las corrientes eléctricas de generar fuerzas de repulsión o de atracción sobre otros elementos. El término suele asociarse a la capacidad que tiene un imán para atraer al hierro.

Magnetismo

Los imanes son cuerpos que disponen de un gran magnetismo. Por sus propiedades, atraen a los metales ferromagnéticos, como el níquel, el cobalto y el mencionado hierro. Las fuerzas de atracción se vuelven más intensas en los polos (los extremos) del imán, que se unen a través del eje magnético.

A la región espacial en la cual se manifiesta la capacidad del imán se la conoce como campo magnético. Estos campos pueden representarse con líneas de fuerza que parten de un polo, rodean el imán y finalmente ingresan en el otro polo.

Es importante destacar que las corrientes eléctricas producen un campo magnético a su alrededor. Este magnetismo está dado por el movimiento de las cargas eléctricas. Gracias al fenómeno es posible fabricar electroimanes, que son imanes artificiales compuestos de un núcleo de hierro con una bobina a su alrededor; por dicha bobina pasa la corriente eléctrica.

El magnetismo, por otra parte, es el atractivo que tiene algo o alguien. Debido a su magnetismo, una situación, un objeto o un individuo pueden ejercer una influencia sobre la gente. Por ejemplo: “El magnetismo del artista francés se hizo notorio desde la primera canción del show”, “Los automóviles lujosos de gran tamaño tienen magnetismo entre los hombres millonarios de mediana edad”, “Nadie puede negar el magnetismo de este tipo de espectáculo”.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de magnetismo (https://definicion.de/magnetismo/)

Buscar otra definición