Definición de dentífrico

El primer paso que vamos a dar es proceder a conocer el origen etimológico del término dentífrico. En este caso podemos exponer que se trata de una palabra que deriva del latín. Exactamente emana de la suma de “dens, dentis”, que puede traducirse como “diente”, y del verbo “fricare”, que significa “frotar”.

Dentífrico

Dentífrico es una palabra que, por error, suele ser mencionada de distintas formas. Una de las más habituales es dentrífico, aunque también se usa dentrífrico. Sin embargo, el único concepto aceptado por la Real Academia Española (RAE) es dentífrico.

Todas estas nociones aluden a una sustancia que se emplea para la limpieza de la dentadura. Por lo general se trata de una pasta, aunque también hay polvos que cumplen la misma función.

Un dentífrico, por lo tanto, se frota en los dientes para limpiarlos y para protegerlos de enfermedades.

Otra serie de datos que también resultan interesantes acerca del dentífrico es que el primero fue creado en el Antiguo Egipto. Sí, hace unos 4.000 años fue cuando los egipcios le dieron forma a esa primera pasta de dientes, que respondía al nombre de clisterate y que se elaboraba a partir de elementos tales como cáscara de huevo, mirra, piedra pómez, uñas de buey, sal, agua y pimienta.

A pesar de que tiene tras de sí una larga historia, lo cierto es que este producto de higiene bucal no se popularizó ni vio extender su uso hasta el siglo XIX.

Por lo general el dentífrico se coloca sobre las cerdas de un cepillo (el cepillo de dientes). La persona debe frotar dichas cerdas cubiertas por la crema o pasta en los dientes y luego enjuagarse con agua.

Los dentífricos se elaboran con calcita, fluoruro de sodio, monofluorfosfato de sodio, agua y otras sustancias. Contienen elementos humectantes, saborizantes, colorantes y abrasivos para que la experiencia de uso sea agradable además de eficaz.

En el mercado hay una gran variedad de dentífricos, aunque entre los más significativos podemos destacar los siguientes:
-Los antisarro, que, como su propio nombre indica, evitan lo que es la formación de sarro en los dientes.
-Los dentífricos para luchar contra la hipersensibilidad dental.
-Los anticaries que ponen su granito de arena para evitar la aparición de caries. Suelen contener flúor.
-Los blanqueantes, que contribuyen a que los dientes permanezcan muy blancos.
-Los antiplaca, que previenen la caries y la aparición de placa al tiempo que protegen a las encías.

Es importante destacar que, de acuerdo al consejo de los dentistas, el uso de dentífrico no es suficiente para garantizar la higiene bucal. Es recomendable complementar este producto con enjuague bucal (un líquido que se utiliza tras el cepillado para eliminar microorganismos y combatir la halitosis) e hilo dental (un filamento que se pasa entre los dientes para quitar trozos muy pequeños de comida que pueden haber quedado en la boca).

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2017. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de dentífrico (https://definicion.de/dentifrico/)

Buscar otra definición