Definición de diurético

Diurético es un término que procede del latín tardío diuretĭcus, aunque su origen etimológico más lejano se halla en el griego dioureîn (que puede traducirse como “orinar”). Un diurético es aquello que incrementa la eliminación de orina.

Diurético

Cabe recordar que la orina es el líquido amarillento que segregan los riñones y se almacena en la vejiga hasta que es expulsado del cuerpo a través de la uretra. Con la excreción de la orina, se evacúan del organismo diversas toxinas y otros elementos, permitiendo el control de la presión arterial y electrolítico.

Los diuréticos son sustancias que favorecen la expulsión de la orina al incentivar la micción. De esta manera ayudan a reducir la retención de líquidos y a minimizar la hipertensión, por ejemplo.

Existen distintas clases de diuréticos: hay diuréticos osmóticos, diuréticos ahorradores de potasio, diuréticos inhibidores de la anhidrasa carbónica y diuréticos tiazídicos, entre otros. Se consideran diuréticos naturales a sustancias de consumo cotidiano que tienen la capacidad de favorecer la micción, como el café, la piña, la cerveza y el té.

Mientras que los diuréticos son útiles en diversos tratamientos médicos, también pueden generar efectos adversos. Por eso su ingesta debe ser controlada con precisión por un médico. Entre las posibles consecuencias negativas de los diuréticos, se encuentran una eliminación excesiva de sodio y potasio y las alteraciones metabólicas de la glucosa. Los diuréticos pueden provocar hipotensión, deshidratación y otros trastornos.

Otro dato a tener en cuenta es que el efecto de los diuréticos puede acrecentarse o reducirse según las interacciones con otros medicamentos. Por este motivo, el paciente debe comunicarle al médico qué medicinas o suplementos está tomando.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de diurético (https://definicion.de/diuretico/)