Definición de

Divergencia

Pacto

Llegar a un acuerdo cuando hay divergencia es un desafío.

Divergencia es el acto y el resultado de divergir: disentir, alejarse. El término tiene su origen etimológico en el vocablo latino divergens.

El concepto se emplea en distintos ámbitos. Así podemos encontrar la idea de divergencia en las matemáticas, la literatura, las finanzas y la meteorología, por ejemplo.

La divergencia de opiniones

Cuando existen distintos pareceres sobre algún asunto, se habla de divergencia. Esto implica la existencia de una heterogeneidad de opiniones.

Que haya divergencia implica la presencia de desacuerdos o discrepancias. Esa disensión puede desencadenar efectos disímiles: si bien es habitual que provoque enfrentamientos, altercados y conflictos, también puede hacer posible la generación de un nuevo consenso o hasta la producción de conocimientos.

Debe entenderse que, cuando hay una discordia, se produce un desencuentro. Esa oposición o separación puede establecer una ruptura o, por el contrario, servir para construir algo diferente donde sí haya una coincidencia. En un sentido amplio, puede decirse que el debate y la polémica son útiles y hasta necesarios, siempre que el contraste no lleve a una brecha insalvable o a una fractura.

Enfrentamiento

La divergencia puede provocar una contienda o una confrontación.

La dialéctica

Si nos centramos en la dialéctica hegeliana, tal como se conoce a la lógica analizada por Georg Wilhelm Friedrich Hegel (17701831), podemos apreciar la importancia de la divergencia.

Para Hegel, las ideas evolucionan gracias a un proceso dialéctico. A la formulación de una idea (la tesis) le sigue su negación (la antítesis); luego llega la síntesis, que es la superación de la tesis a partir de la negación de la propia antítesis. Esta síntesis no implica un final, sino que se posiciona como la tesis que da origen a un nuevo proceso dialéctico.

Se necesita de la divergencia, por lo tanto, para progresar y lograr un avance. Las diferencias entre la tesis y la antítesis se concilian, en cierta forma, con la síntesis, que hace posible superar la aparente contradicción.

Malentendido

En ocasiones, la divergencia surge por una confusión o un malentendido.

Ejemplos de divergencia

Sin introducirnos en las complejidades de la filosofía, podemos encontrar ejemplos de divergencia en la vida cotidiana.

Supongamos que un matrimonio analiza mudarse. Mientras que la mujer desea instalarse en un departamento ya que lo considera más seguro que una casa, su esposo insistir con comprar una vivienda con patio o jardín para disfrutar al aire libre. De la disputa por esa divergencia y gracias al diálogo, surge un acuerdo: la mudanza se hará a un departamento que cuenta con un amplio balcón-terraza.

Tomemos el caso de dos amigos con diferentes visiones políticas. Uno es un férreo defensor del gobierno de su país y rechaza todas las críticas que se le hacen a los responsables de la administración actual; el otro manifiesta un profundo rechazo a las políticas gubernamentales y hasta llama a la resistencia. A medida que pasa el tiempo, la tensión entre ambos crece y el contrapunto se hace más violento. Finalmente la divergencia deriva en el fin de la amistad: estas personas dejan de frecuentarse y ya ni siquiera mantienen una comunicación.

El término en las matemáticas

En el terreno de las matemáticas, la divergencia es una función escalar. Lo que hace es establecer la diferencia que existe entre el flujo que sale de un campo vectorial y el flujo que ingresa.

La divergencia, de este modo, puede ser negativa o positiva. El teorema de la divergencia, por su parte, vincula el flujo de un campo vectorial en una superficie cerrada con la divergencia que tiene el campo en el volumen que delimita la superficie en cuestión.

Tipos de divergencia

En las finanzas, podemos encontrar dos tipos de divergencia: la divergencia regular y la divergencia oculta.

Antes de continuar, hay que señalar que se entiende por divergencia a la diferencia marcada entre la trayectoria de un precio y la trayectoria de un cierto indicador técnico. De acuerdo a los especialistas, una divergencia puede reflejar el mantenimiento de una tendencia o, por el contrario, un cambio en la misma.

Cuando la tendencia se está revirtiendo, se habla de divergencia regular. En cambio, si se advierten señales de continuidad se hace alusión a una divergencia oculta.

El concepto en otros ámbitos

La noción de divergencia también se emplea en la meteorología. Así se llama a la división de las corrientes de aire verticales cuando se generan dos flujos que se separan en distintas direcciones.

En la literatura, el término divergencia es importante en la ucronía (el género literario que presenta tramas cuyo desarrollo se lleva a cabo en una realidad donde un acontecimiento del pasado fue diferente al real). Se llama punto de divergencia al instante en el cual la historia ucrónica y la real se diferencian y empieza a desarrollarse una desviación.

Para la lingüística, por otro lado, la divergencia irrumpe cuando la evolución de una lengua hace que, partiendo de un mismo étimo, surjan diferentes formas. Se relaciona la divergencia, pues, a una pluralidad que es la consecuencia de la derivación dos piezas léxicas partiendo de una.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 13 de mayo de 2024. Divergencia - Qué es, definición, ejemplos y tipos. Disponible en https://definicion.de/divergencia/
Definiciones Relacionadas
Buscar otra definición
x