Definición de

Evolución biológica

La evolución biológica es un proceso de transformación, a lo largo de múltiples generaciones, de rasgos genéticos y fenotípicos que se van transmitiendo a los descendientes de diferentes poblaciones de seres vivos. Con el tiempo, tomando como punto de partida un antepasado común, se han desplegado sobre el planeta Tierra una amplia variedad de formas de vida.

Gracias a la evolución puede surgir más de una especie y los organismos tienen la posibilidad de garantizar un cambio (o más) que les favorezca la adaptación a un determinado entorno.

Es esencial tener en claro que, para que haya evolución, tiene que producirse alguna variación genética, es decir, una mutación. Así, entonces, la secuencia de ADN se altera y ese flamante material genético se hereda.

Homínidos

Prácticamente todos los genes comparten el bonobo, el chimpancé y el Homo sapiens, según se advierte al examinar el genoma humano.

Importancia de la evolución biológica

La selección natural resume y demuestra la importancia de la evolución biológica.

Durante muchos millones de temporadas, en el comienzo de la vida terrenal, seres microscópicos tuvieron una fuerte competencia a raíz de la lucha por la supervivencia: necesitaban obtener energía y alimento para subsistir. Aquellos organismos que se iban adecuando mejor a su hábitat tenían un ritmo de reproducción mayor en comparación a los demás. En ese marco, las especies más débiles estaban condenadas a la extinción o forzadas a mutar con el objetivo de perdurar. La biodiversidad, las especies, que se han perdido en un tiempo geológico relativamente corto y desaparecieron de la faz de la Tierra nutren al fenómeno reconocido como extinción masiva.

Expertos en ecología que saben al detalle de qué se trata el principio de exclusión competitiva explican que las especies suelen acomodarse en más de un nicho ecológico para minimizar al máximo posible el grado de competencia.

No se puede pasar por alto que hay una enorme complejidad en esta clase de fenómenos. El azar y errores asociados a un muestreo, por ejemplo, influyen en cómo cambia, entre una generación y otra posterior, la frecuencia de un alelo dando origen a la llamada deriva genética. Por más que no haya una fuerza selectiva, como resultado de la deriva genética dos poblaciones que arrancan compartiendo estructura genética se segmentan en comunidades distintas cuyos alelos son diferentes.

La rama científica bautizada como biología evolutiva del desarrollo se focaliza, hoy en día, en investigar el rol tanto de la deriva genética como de la selección natural como fuerzas que impulsan el cambio evolutivo. La teoría neutralista de la evolución molecular, contenido que sostiene que el mayor porcentaje de los cambios evolutivos se debe al proceso de fijación de mutaciones neutras que no condicionan inmediatamente la aptitud de un ser, inspiró esta clase de investigación.

Código genético

En el caso de los organismos, su genoma se localiza en el ADN; ciertos virus, en tanto, lo encuentran en el ARN.

Teoría de la evolución

El interés por la teoría de la evolución conduce, indefectiblemente, a la figura de Charles Darwin. Este naturalista de origen inglés observó la naturaleza, estudió y lanzó un trabajo que, incluso en la actualidad, es consultado y conocido a escala global: «El origen de las especies».

Este científico motorizó la idea de la selección natural y, en 1858, recibió por parte de un colega británico (Alfred Russel Wallace) que también investigaba el asunto un ensayo independiente al suyo con el cual aspiraba a lanzar una publicación unificada.

Las obras de Darwin, que se tradujeron a numerosas lenguas, no estuvieron exentas de críticas y abrieron el juego a fuertes debates. Incluso, desde una mirada cristiana, el postulado darwiniano de la evolución no es compatible con cómo la Biblia narra la creación.

Más conceptos clave relacionados a la evolución biológica

Además de los mencionados líneas arriba, existen más conceptos clave relacionados a la evolución biológica.

Uno de ellos es flujo génico, noción que alude a cómo, entre una y otra población, se transfieren alelos de genes en vistas a bajar el nivel de diferencias de tipo genético en poblaciones locales.

La coevolución, en tanto, refiere a un ciclo centrado en una dinámica de interacción en la cual hay una selección y una respuesta. En este sentido, es necesario prestar atención a qué sucede cuando un depredador y una presa suya o un patógeno y un huésped interactúan, ocasionando cambios y nuevas adaptaciones.

Al momento de aprender sobre el origen de la vida, la evolución del hombre y la biodiversidad también hay que instruirse acerca del significado de especiación. Este vocablo, según se desprende de la teoría, describe al proceso gracias al cual, en base a una primera especie, van surgiendo más especies.

Dinosaurios

El proceso de extinción de dinosaurios, señalan informes científicos, se inició muchísimo antes de que un asteroide impacte en la Tierra.

Evidencias de evolución

Hay varias evidencias de evolución que proporcionan información valiosa sobre cómo eran los seres más antiguos que poblaron la Tierra y cómo han ido mutando las especies.

La paleontología, por ejemplo, es una herramienta excelente para comprender cómo han ido progresando los organismos. El registro fósil es clave para poder viajar en el tiempo y reconstruir etapas de la evolución en función de restos orgánicos milenarios. Inclusive se atesora evidencia fósil de la evolución humana.

De igual modo es fundamental valorar a la evidencia morfológica, a la evidencia genética, a la evidencia embriológica y a la evidencia molecular.

Si el foco de interés pasa por entender cómo se han ido esparciendo los organismos por lo ancho y largo de nuestro planeta, entonces la biogeografía ofrece respuestas útiles al respecto.

Cómo citar este artículo Verónica GudiñaPublicado por Verónica Gudiña, el 12 de julio de 2023. Evolución biológica - Qué es, definición, importancia y teoría. Disponible en https://definicion.de/evolucion-biologica/
Buscar otra definición
x