Definición de keratina

Muchas veces nos encontramos con la palabra keratina en el envase de diversos productos o en los medios de comunicación. Sin embargo, el término no forma parte del diccionario de la Real Academia Española (RAE).

Keratina

El concepto correcto en nuestro idioma es queratina, derivado del griego keratínē. Keratina, por lo tanto, es un vocablo erróneo que se elabora con una falta de ortografía.

La queratina, en definitiva, es una proteína que se destaca por su elevado nivel azufre. Se trata de un componente esencial de las capas superficiales de la epidermis de los animales vertebrados y de las partes derivadas de dichas capas, como los pelos, las uñas, los cuernos y las plumas.

Como todas las proteínas, la queratina es una macromolécula (una molécula que se caracteriza por su gran tamaño) que se forma con cadenas lineales de aminoácidos. En el caso de la alfa-queratina, sus cadenas de aminoácidos presentan monómeros de cisteína que producen puentes disulfuro. La beta-queratina, en cambio, tiene muy poca cisteína o directamente no cuenta con esta sustancia.

Gracias a la queratina, diversas estructuras del cuerpo adquieren su dureza y su resistencia. La queratina, por ejemplo, es un elemento muy importante del cabello: de hecho, cada pelo está formado principalmente por queratina.

Por eso, cuando el cabello se daña por múltiples motivos (como el cloro de una piscina, los químicos de un champú o el calor de una plancha), es posible realizar un tratamiento con queratina para que recupere su fortaleza.

Debido a que ciertas queratinas aparecen en cantidades superiores a las normales en pacientes con determinados tipos de cáncer, la medición del nivel de queratinas específicas en el torrente sanguíneo contribuye a la planificación y la evaluación del tratamiento contra enfermedades oncológicas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de keratina (https://definicion.de/keratina/)

Buscar otra definición