Definición de limusina

El concepto de limusina, derivado del vocablo francés limousine, alude a un automóvil de tamaño grande que se caracteriza por su lujo. En la antigüedad el término hacía referencia a un carruaje que era abierto en la parte del conductor y cerrado en el sector de los asientos traseros donde viajaban los pasajeros.

Limusina

En comparación a los autos convencionales, las limusinas son más largas. Por lo general son blancas o negras y suelen ser conducidas por un chofer: es decir que el dueño de la limusina no es el conductor.

Es poco frecuente, de todos modos, que una persona tenga una limusina. Su uso más habitual se da en el ámbito del Estado, ya que muchos gobiernos cuentan con estos vehículos para transportar a las máximas autoridades del país y a visitantes especiales. Las empresas más importantes también suelen contar con una flota de limusinas para el traslado de ejecutivos.

Las limusinas también se ofrecen en alquiler para ocasiones especiales. Así, un hombre o una mujer pueden contratar una limusina para arribar a un evento: un casamiento, un cumpleaños, etc.

En el interior de una limusina se instalan diversos equipamientos y comodidades. Además de contar con asientos de cuero de amplias dimensiones, es habitual que estos coches dispongan de televisión y bar.

La limusina presidencial de Estados Unidos es una de las más famosas del mundo. También conocida como La Bestia, es fabricada por Cadillac, tiene capacidad para siete personas y se encuentra totalmente blindada. Se estima que el costo de esta limusina es de un millón de dólares.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de limusina (https://definicion.de/limusina/)

Buscar otra definición