Definición de limusina

El concepto de limusina, derivado del vocablo francés limousine, alude a un automóvil de tamaño grande que se caracteriza por su lujo. En la antigüedad el término hacía referencia a un carruaje que era abierto en la parte del conductor y cerrado en el sector de los asientos traseros donde viajaban los pasajeros.

Limusina

En comparación con los automóviles convencionales, las limusinas son más largas. Por lo general son blancas o negras y suelen ser conducidas por un chofer: es decir que el dueño de la limusina no es el conductor.

Es poco frecuente, de todos modos, que una persona tenga una limusina. Su uso más habitual se da en el ámbito del Estado, ya que muchos gobiernos cuentan con estos vehículos para transportar a las máximas autoridades del país y a visitantes especiales. Las empresas más importantes también suelen contar con una flota de limusinas para el traslado de ejecutivos.

Las limusinas también se ofrecen en alquiler para ocasiones especiales. Así, un hombre o una mujer pueden contratar una limusina para arribar a un evento: un casamiento, un cumpleaños, etc.

En el interior de una limusina se instalan diversos equipamientos y comodidades. Además de contar con asientos de cuero de amplias dimensiones, es habitual que estos coches dispongan de televisión y bar.

Los «amantes del motor» son un gran grupo dentro del cual encontramos varios subgrupos: por un lado están quienes adoran la velocidad y el deporte; por otro, quienes no pueden resistirse al encanto de los coches clásicos; pero también hay quienes valoran la comodidad por sobre todas las cosas, a tal punto que prefieren dejar el volante en manos de otros. Para estos últimos, la limusina no es un vehículo «raro», sino una necesidad.

La limusina presidencial de Estados Unidos es una de las más famosas del mundo. También conocida como La Bestia, es fabricada por Cadillac, tiene capacidad para siete personas y se encuentra totalmente blindada. Se estima que el coste de esta limusina es de un millón de dólares.

LimusinaEl diseño de «La Bestia» es exclusivo para el máximo mandatario de Norte América y por esta razón sus especificaciones no se dan a conocer al público. Este secretismo le garantiza al presidente una mayor seguridad contra atentados de diferentes tipos. Sobra decir que los rumores apuntan a que se trata de una de las limusinas más completas y avanzadas del mundo.

Para el modelo del presidente Donald Trump, por ejemplo, se estima que la inversión económica para ponerla a punto y modernizarla rondó los catorce millones de dólares. ¿En qué gastaron tanto dinero, siendo que estamos hablando de un solo coche? Pues, al parecer, en sistemas de seguridad y telecomunicaciones de última tecnología, en un blindaje capaz de resistir ataques con armas bioquímicas, granadas y balas, e incluso para poder circular con las ruedas pinchadas. Además, se cree que transporta bolsas de sangre y tanques de oxígeno para situaciones de emergencia.

Otra limusina que pasó a la historia fue El sueño americano, la cual obtuvo un récord Guinness en el año 1989 por su increíble extensión. Estamos hablando de 30,48 metros, 26 ruedas y un peso que rondaba las 10 toneladas. Su creador fue Jay Ohrberg, un fabricante y coleccionista.

Si bien su rendimiento distaba de ser su punto fuerte, a pesar de contar con dos motores V8, a su extensión se sumaban lujos tales como un jacuzzi, una cama de agua, un helipuerto y un salón. Esta limusina fue abandonada después de unos años y un museo norteamericano dedicado al automóvil la adquirió en 2014 con el objetivo de restaurarla. Se estima que su precio de venta podría alcanzar los cuatro millones y medio de dólares.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2018. Actualizado: 2019.
Definicion.de: Definición de limusina (https://definicion.de/limusina/)

Buscar otra definición