Definición de lupa

El concepto de lupa proviene del vocablo francés loupe. El término alude a una lente de aumento que suele tener un mango para facilitar su manipulación.

Lupa

Este instrumento óptico dispone de una lente convergente que, al desviar la luz, produce una imagen virtual que amplifica el objeto observado. La lupa, por lo tanto, se utiliza para ver algo en mayor tamaño.

Para que la lupa cumpla con su función, debe colocarse delante del ojo y el elemento en observación tiene que aparecer en el foco de la lente. Por lo general, a mayor diámetro de la lupa, mayor es su potencia.

El uso más habitual de la lupa está vinculado a la necesidad de “agrandar” las letras de tamaño reducido. Si una persona no llega a leer un texto escrito con letras muy pequeñas, puede apelar a una lupa para facilitar la visión y, de este modo, la comprensión.

Las lupas también se asocian a los detectives. En la ficción, de hecho, el estereotipo del personaje suele incluir la utilización de una lupa con la cual el investigador busca huellas u otras pruebas en la escena de un crimen.

Cabe destacar que una lupa también puede emplearse para encender fuego. Cuando los rayos solares atraviesan la lente y llegan a un material combustible, éste termina encendiéndose. Esto se debe a que el sol es una fuente de energía y que la lupa permite concentrar la luz en un mismo punto: esa concentración de calor en un combustible, como las hojas secas por ejemplo, genera la combustión.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de lupa (https://definicion.de/lupa/)

Buscar otra definición