Definición de palatabilidad

La idea de palatabilidad se emplea para aludir a la cualidad de un alimento que resulta agradable al paladar. Puede entenderse como el placer que el consumidor experimenta al ingerir un alimento o una bebida.

Palatabilidad

Es importante tener en cuenta que la palatabilidad no está asociada a las propiedades nutricionales. El concepto refiere a las características organolépticas del producto que lo convierten en más o menos atractivo para alguien: su sabor, su aroma, su textura, su apariencia, etc.

La palatabilidad, por lo tanto, depende en gran parte de la subjetividad. Por lo general se vincula a las experiencias precedentes del sujeto.

Las hormonas se encargan de regular los mecanismos cerebrales que hacen que una persona o un animal mamífero tengan ganas de comer. En ese grupo de hormonas aparecen sustancias que influyen sobre los centros de placer que se encuentran en el cerebro: de este modo, incitan a la búsqueda y el consumo del alimento en cuestión.

Esto hace que la palatabilidad esté asociada al funcionamiento de las vías de gratificación y recompensa en el cerebro. En algunos casos, esta cualidad afecta las sensaciones de hambre y sed. Por eso muchos alimentos procesados incluyen componentes que apuntan a incrementar su palatabilidad para fomentar su ingesta, independientemente de las consecuencias que esta ingestión produce en el organismo.

El estudio de la palatabilidad también es relevante en la alimentación del ganado y de las mascotas. La intención es que el pienso y el alimento balanceado provoquen placer al animal para conseguir un consumo sostenido en el tiempo.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de palatabilidad (https://definicion.de/palatabilidad/)

Buscar otra definición