Definición de pili

El concepto de pili deriva de la lengua latina: se trata del plural de pilus, vocablo que puede traducirse como “pelo”. Los pili son apéndices de escasa longitud que se hallan en la membrana de algunas bacterias.

Pili

Estas estructuras intervienen en la denominada conjugación bacteriana. El proceso implica que una célula procariota donadora o donante transfiere material genético a otra receptora a través de una conexión o un contacto directo entre ambas.

En este marco, el pilus de la donante se une a la receptora, se produce una aproximación de las dos células y, tras la desintegración del plásmido móvil, una cadena de ácido desoxirribonucleico (ADN) es transferida. La posterior síntesis de la cadena consigue la regeneración de un plásmido completo.

Puede decirse que los pili son apéndices superficiales, que también pueden nombrarse como fimbriae (término traducible como “flecos”). Están presentes sobre todo en bacterias Gram negativas, aunque hay excepciones en bacterias Gram positivas.

Similares a cabellos, los pili se componen de proteínas denominadas pilinas. En comparación a los flagelos, presentan mayor rigidez.

Los pili permiten que el microorganismo se adhiera a distintas superficies. Surgen de la membrana citoplasmática atravesando los poros de la pared para asomar al exterior.

Es importante mencionar que existen distintos tipos de pili. Los pili sexuales permite la interrelación de dos bacterias, ya sean de especies diferentes o iguales, mediante la construcción de un puente entre los citoplasmas. Así, los pili sexuales posibilitan el transporte de plásmidos.

Los pili de movimiento, por otra parte, producen fuerzas móviles. En este caso, el pilus se fija a otra bacteria o un sustrato mediante su extremo; luego, al contraerse, la bacteria en cuestión se desplaza hacia delante.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2019.
Definicion.de: Definición de pili (https://definicion.de/pili/)

Buscar otra definición