Definición de agua potable

Del vocablo latino aqua, el agua es una sustancia formada por dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. Se trata de un elemento imprescindible para la vida y del componente presente con mayor extensión en la superficie de nuestra planeta. Lo potable, por su parte, es aquello que puede beberse sin riesgos para la salud.

Agua potable

El vocablo potable tenemos que decir que se trata de una palabra que tiene su origen etimológico en el latín, deriva de “potabilis” que, a su vez, procede del verbo “potare” que puede traducirse como “beber”.

El agua potable, en este marco, es el agua apta para el consumo por parte del ser humano. Se trata de un líquido inodoro, insípido e incoloro que se puede beber sin limitaciones ya que no daña el organismo.

Existen normativas internacionales para analizar el agua y determinar si es potable o no de acuerdo a las cantidades mínimas y máximas permitidas de minerales, partículas, etc. A nivel general, suele establecerse que el pH del agua destinada al consumo humano debe ubicarse entre 6,5 y 9,5.

La presencia elevada de nitritos, arsénicos y fosfato, por ejemplo, puede hacer que el agua deje de ser potable. De igual manera, si agua alberga virus, bacterias, componentes radiactivos, sedimentos en suspensión, elementos orgánicos o productos tóxicos, tampoco puede beberse.

La potabilización es el proceso que permite convertir el agua en agua potable. Es posible procesar el agua de un río, un lago o un arroyo y, a través de diversas técnicas (como la aplicación de rayos ultravioletas o el agregado de cloro para eliminar sustancias contaminantes), hacer que se vuelva agua potable.

En concreto, la tarea de la potabilización del agua se sustenta en varios tratamientos como son los siguientes:
-La precloración y la floculación. Este proceso consiste en añadirle cloro para que se eliminen los microorganismos que puedan existir en el agua así como otros productos químicos. De la misma manera, se logrará que se formen los llamados flóculos.
-La decantación.
-La filtración, que consiste en pasar el agua por determinados filtros para así poder acabar con toda la arena y demás partículas que pueda tener la misma. El resultado será que se conseguirá que deje de tener un aspecto turbio.
-La cloración y el envío a la red.

Teniendo en cuenta la importancia que tiene el agua potable, en pro del bienestar y la salud del ser humano, las autoridades sanitarias suelen presentar guías para ayudar a lograr que los encargados de gestionar aquella puedan lograr que se halle en las mejores condiciones y se pueda beber sin riesgos. Documentos estos importantes a nivel internacional donde se incluyen desde los parámetros microbiológicos, químicos o radiológicos que debe tener como los planes de seguridad que se deben respetar, las metas que se deben alcanzar o las hojas de información microbiológica que se deben emplear en pro del mejor control posible.

El acceso al agua potable es indispensable para la vida. Cuando una persona bebe agua que no es potable, o cocina con ella, corre el riesgo de contraer todo tipo de enfermedades.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y María Merino. Publicado: 2015. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de agua potable (http://definicion.de/agua-potable/)