Definición de agua subterránea

El agua es una sustancia compuesta por moléculas que tienen dos átomos de hidrógeno y un átomo de oxígeno. La mayor parte de la superficie de nuestro planeta está cubierta por agua, un elemento indispensable para la vida. Subterráneo, por su parte, es aquello que se ubica debajo de la tierra.

Agua subterránea

En el planeta Tierra, buena parte del agua se encuentra en acuíferos que están situados debajo de la superficie planetaria. Los acuíferos son formaciones de tipo geológico que almacenan el agua subterránea, un recurso muy valioso ya que permite el abastecimiento de un porcentaje elevado de la población de todo el mundo.

Estos acuíferos reciben agua de las precipitaciones. Cuando las precipitaciones alcanzan el suelo, se filtran y llegan hasta las rocas subterráneas. Debajo de la superficie, el agua subterránea está en movimiento por la gravedad e incluso puede terminar en los océanos. Hay agua subterránea que también se aloja en poros y en sedimentos que la absorben.

En los acuíferos puede distinguirse una zona de saturación y, sobre ella, una zona de aireación. La zona de saturación se encuentra sobre la capa impermeable y alberga, en sus poros, el agua subterránea. En la parte superior de la zona de saturación se halla el nivel freático, cuya cantidad de agua depende de la época. Sobre el nivel freático, y antes de la superficie, se sitúa la zona de aireación.

La sobreexplotación y la contaminación ponen en riesgo a los acuíferos y, por lo tanto, amenazan al agua subterránea. Cuando se extrae agua de modo continuo, el nivel freático puede caer por debajo de la profundidad natural y finalmente secarse. La actividad humana, por otra parte, puede depositar agentes contaminantes en el agua subterránea que, por lo general, es potable.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de agua subterránea (http://definicion.de/agua-subterranea/)