Definición de árbol

La etimología de árbol nos lleva a arbor, un vocablo de la lengua latina. Un árbol es una planta que dispone de un tronco de tipo leñoso, el cual se divide en múltiples ramas en su parte superior.

Árbol

Existen distintos criterios que se emplean para determinar si una planta es un árbol. Por lo general se consideran el diámetro de su tronco, la altura que alcanza y la capacidad de producir nuevas ramas secundarias de manera anual. En caso de no cumplir con algunos de estos requisitos, la planta puede ser considerada como un arbusto en lugar de árbol.

Los árboles son perennes: están preparados para vivir más de dos años. La variedad existente de árboles, de todos modos, es muy amplia. En algunos casos, los ejemplares viven más de un milenio y pueden medir más de un centenar de metros. Otros árboles son muchos menos longevos y más pequeños.

Por sus propiedades, los árboles son imprescindibles para la vida humana. Estas plantas absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno, ayudan a la moderación de la temperatura, protegen a los ecosistemas de las precipitaciones y reducen la erosión.

Los árboles, por otra parte, dan frutos que sirven como alimento al ser humano y permiten la producción de papel. Su madera, además, puede usarse para construir viviendas y fabricar muebles.

Algunas culturas consideran a los árboles como elementos sagrados y les rinden tributo a través de diferentes acciones. También hay pueblos que consagraron ciertas especies a dioses o a personajes mitológicos, como el álamo a Hércules o el ciprés a Plutón.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de árbol (http://definicion.de/arbol/)