Definición de asbesto

Muchas veces el término asbesto se utiliza como sinónimo de amianto. Sin embargo, estos conceptos hacen referencia a distintos tipos de minerales. Por lo tanto, para comprender qué es el asbesto, vale la pena recordar también la definición de amianto.

Asbesto

El vocablo griego amíantos (que puede traducirse como “sin mancha”) pasó al latín como amiantus y luego llegó a nuestra lengua como amianto. Se trata de un silicato de hierro, alúmina y cal que resulta incombustible y que cuenta con fibras de color blanquecino y gran flexibilidad.

En cuanto al asbesto, su recorrido etimológico se inicia en el griego ásbestos y continúa en el latín asbestos antes de llegar al castellano. El asbesto también es un mineral y tiene características similares al amianto, aunque sus fibras presentan rigidez y son duras. Esta particularidad de las fibras, por lo tanto, diferencia al asbesto del amianto.

Es importante destacar que el asbesto y el amianto son dañinos para la salud. En la antigüedad, ya se registraban advertencias sobre el riesgo sanitario que implicaba la manipulación de estos minerales. Por eso, en la actualidad, el asbesto se encuentra prohibido en varios países de Europa y su utilización se redujo.

Más allá de las advertencias y las prohibiciones, aún se emplea el asbesto en diversos contextos gracias a sus propiedades químicas, físicas y mecánicas. El material, además, es fácil de obtener. No se puede obviar, de todos modos, que inhalar asbesto puede provocar una enfermedad conocida como asbestosis que puede complicarse generando una enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) o cáncer.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2015.
Definicion.de: Definición de asbesto (http://definicion.de/asbesto/)

Definiciones Relacionadas