Definición de avenida

La primera acepción de avenida que menciona el diccionario de la Real Academia Española (RAE) pertenece al terreno de la hidrología. En este contexto, se denomina avenida a un incremento considerable y en ocasiones repentino de un curso de agua.

Avenida

Una avenida puede ser una crecida de un arroyo o de un río. El nivel del curso de agua se eleva, superando su flujo habitual. Cuando el aumento del caudal es significativo, puede desbordar el lecho y provocar una inundación.

Las avenidas pueden ser periódicas y previsibles y durar periodos prolongados. En este caso se deben a los cambios climáticos que se producen a lo largo de una cuenca hidrográfica. Otras avenidas son excepcionales, motivadas por la intensidad de las precipitaciones.

Más allá del ámbito de la hidrología, la idea de avenida se utiliza para nombrar a un camino o una vía que tiene mucha amplitud y que ostenta una cierta importancia para la circulación de vehículos.

Es habitual que las avenidas tengan doble sentido de circulación (es decir, que dispongan de mano y contramano), a diferencia de las calles comunes. Por eso permiten una circulación mayor de los medios de transporte. Además suelen tener mayor extensión que las calles de menor rango, uniendo distintos puntos de una misma localidad.

Por la gran cantidad de gente que circula diariamente por las avenidas, muchas de ellas se constituyen como centros comerciales de gran importancia. La Avenida de los Campos Elíseos de París en Francia y la Quinta Avenida de Nueva York en Estados Unidos son dos ejemplos de avenidas.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2016.
Definicion.de: Definición de avenida (http://definicion.de/avenida/)