Definición de reino

Del latín regnum, reino es aquel territorio cuyos habitantes están sujetos a un rey. Se trata de un Estado regido por una monarquía, la forma de gobierno en la que el cargo supremo es unipersonal, vitalicio y, por lo general, hereditario.

Reino

Algunos ejemplos donde aparece el término son los siguientes: “Su Majestad ha defendido el reino con vigor y heroísmo”, “Nuestro reino se extiende desde los mares del sur hasta los Montes de la Paz”, “En la Edad Media, el monarca ordenó construir más de veinte fortalezas para defender el reino de los ataques bárbaros”.

En un reino, el poder del monarca puede ser absoluto (el rey no debe rendir cuentas a nadie por sus decisiones ni tiene ningún tipo de límite a la hora de mandar) o limitado (la función del rey está regulada por la Constitución).

En la actualidad, la mayoría de los reinos son regidos por monarquías constitucionales. El rey, en estos casos, cumple con una función protocolar, actuando como símbolo de la unidad nacional. En ocasiones, el rey incluso puede servir de árbitro frente a los diversos partidos políticos.

El concepto de reino también se utiliza en el lenguaje coloquial para nombrar al ámbito propio de una actividad. Se entiende que el reino de una persona es el campo donde puede ejercer un cierto dominio: “No hay otro como Messi en el reino del fútbol”, “La bioquímica es mi reino: allí me siento cómoda”.

Para la biología, un reino es una de las grandes subdivisiones que permiten clasificar a los seres naturales según sus características comunes. De esta manera puede hablarse de reino animal, reino vegetal y reino mineral. En cada uno de ellos existen una serie de leyes naturales que guían el comportamiento de sus individuos; los cuales tienen semejanzas entre sí aunque pueden presentar muchísimas diferencias que, en muchos casos, vuelve difícil su calificación dentro de uno u otro reino.

Las monarquías con sus respectivos reinos fueron cruciales en la constitución de la historia tal cual hoy la conocemos; si no hubieran existido tampoco lo harían los países que hoy figuran en el mapa. Sin embargo, al día de hoy muchas de ellas solamente generan un gasto importante a los ciudadanos sin cumplir una función política vital; debido a esto en países como España existe una gran lucha ciudadana por romper con esta tradición y convertir este país soberano en una República; haciendo desaparecer para siempre la imagen del monarca.

Unión dinástica: ampliación de reinos

Se conoce bajo el concepto de unión dinástica el vínculo que se establece entre dos Estados, reinos o títulos soberanos. Cuando esto ocurre no significa que el poder se fusiona sino que una misma persona comienza a tener de forma independiente cada uno de estos títulos. A su vez cada uno de estos títulos continúan siendo regulados por las leyes e instituciones que tenían previamente.

Este tipo de uniones tienen un carácter personal, familiar o patrimonial, pero no político. La casa que ejerce el control sobre el reino continúa siendo la verdadera monarquía, sólo que comparte patrimonio con la familia y reino con el que se une.

De todas formas, decir que no es una unión política es en cierto modo una falacia, teniendo en cuenta que las relaciones conyugales solían realizarse con el fin de establecer la paz entre dos territorios que de otro modo podrían ser potenciales enemigos. Un ejemplo histórico claro es la política matrimonial que llevaron a cabo los Reyes Católicos en España, que consiguieron casar a sus hijos con importantes reyes de la época a fin de evitar conflictos bélicos que pudieran perjudicar a su reino.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2011. Actualizado: 2014.
Definicion.de: Definición de reino (http://definicion.de/reino/)