Definición de

Cadena de suministro

Una cadena de suministro es una sucesión de procesos, actividades y recursos que son indispensables para que un producto pueda llegar hasta su comprador. Conocida en inglés como supply chain, abarca desde las actividades que se llevan a cabo para conseguir materias primas hasta las acciones de logística necesarias para que la mercadería esté a disposición del consumidor final.

La cadena de suministro, por lo tanto, incluye múltiples operaciones. En esta serie de pasos interactúan diferentes agentes que, de distintas formas, intervienen en la producción, el reparto y la comercialización de los artículos.

Actividad industrial

La cadena de suministro debe contemplar la planificación de la producción para responder a la demanda.

Áreas de la cadena de suministro

Las áreas de la cadena de suministro son básicamente tres: el suministro en sí mismo, la fabricación y la distribución. Las diversas tareas que se realizan bajo este concepto, por lo tanto, pueden enmarcarse en alguno de estos grupos.

El suministro circunscribe las actividades que hacen posible el abastecimiento de las materias primas que se emplean en la labor productiva. La fabricación refiere a todos los procedimientos que concretan la transformación de esas materias primas, generando un producto diferente, mientras que la distribución refiere a las gestiones requeridas para que el producto arribe a depósitos, almacenes, locales, etc.

En estos tres grandes conjuntos de acciones se contemplan el trato con proveedores, los trabajos de manufactura y el almacenamiento, transporte y distribución de las mercancías, por ejemplo.

Principales objetivos

Los principales objetivos de la cadena de suministro son la entrega de los productos a tiempo y la administración eficiente de los inventarios, evitando así las demoras y las pérdidas.

Para alcanzar estas metas, la gestión de la cadena de suministro debe tener en cuenta el aprovisionamiento de stock, el pronóstico de la demanda, la gestión de pedidos y el flete, entre muchas otras cuestiones. La idea es alcanzar una buena eficiencia operativa que permita la optimización de los tiempos y la adaptación ante eventuales cambios de la oferta o la demanda.

Es importante considerar que las interrupciones en la cadena de suministro atentan contra el funcionamiento de la empresa. En la actualidad, gracias a la transformación digital y las diversas herramientas existentes para el análisis de datos, pueden prevenirse y solucionarse incidencias con gran rapidez.

Planificación

Lograr sostenibilidad en la cadena de suministro es importante para el funcionamiento de una empresa.

Tipos de cadena de suministro

Existen varios tipos de cadena de suministro. Se clasifica como cadena de suministro tradicional a aquella que consta de partes que se desenvuelven con autonomía. Si los actores son solo tres (proveedor-fabricante-cliente), se habla de cadena de suministro directa.

En una cadena de suministro compartida, la etapa de fabricación se concreta con la intervención de dos o más compañías. Si son varios los proveedores y las líneas de producto, estamos ante una cadena de suministro compleja.

La cadena de suministro sincronizada (caracterizada por el flujo informativo constante entre los agentes) y la cadena de suministro estratégica (que planifica la logística de acuerdo a la localización de quienes reciben los productos) son otras clases que suelen considerarse.

En muchos casos, la cadena de suministro puede categorizarse en más de una clase. Una cadena de suministro puede ser directa y a la vez tradicional, por mencionar una posibilidad.

Multinacional

Hay compañías multinacionales que tienen una cadena de suministro global.

Niveles de complejidad

Los niveles de complejidad de la cadena de suministro varían según las actividades de las empresas. Por lo general, una compañía industrial dispone de una cadena de suministro compleja con abundante logística.

Las firmas comercializadoras y las entidades dedicadas a los servicios, en cambio, presentan cadenas de suministro cortas y de escasa elaboración.

En cualquier caso, la cadena de suministro se orienta a cumplir con los pedidos del cliente. Lo ideal es que la demanda sea el factor que impulse a la cadena de suministro: de esta manera, la empresa puede responder a las peticiones sin que se resientan sus márgenes.

La inteligencia artificial aplicada a la cadena de suministro

La inteligencia artificial (IA) aplicada a la cadena de suministro aporta numerosos beneficios. De hecho, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en su sentido más amplio ayudan a que la cadena sea eficiente.

La reducción de costos, la gestión de riesgos y la rapidez de entrega pueden optimizarse con una cadena de suministro digital. El big data, la Internet de las cosas (IoT), la robótica, el machine learning (aprendizaje automático), los vehículos autónomos, los drones y la automatización son instrumentos de gran utilidad en el mundo moderno.

Con aportes de la inteligencia artificial, es más simple alcanzar un equilibrio en la coordinación de las tareas y ganar flexibilidad para brindar respuestas inmediatas a las fluctuaciones del mercado. Asimismo contribuye a lograr la transparencia, de manera tal que la información fluya de forma dinámica y continua desde las primeras etapas hasta que se concreta la entrega del producto o servicio.

El control de calidad, con tareas de seguimiento y trazabilidad, es otra dimensión que puede perfeccionarse con la IA y otras tecnologías, al igual que el cumplimiento de normativas y regulaciones y la gestión de devoluciones y reembolsos, entre muchas otras variables.

Cómo citar este artículo Julián Pérez PortoPublicado por Julián Pérez Porto, el 28 de junio de 2023. Cadena de suministro - Qué es, definición, objetivos y tipos. Disponible en https://definicion.de/cadena-de-suministro/
Buscar otra definición
x