Definición de calavera

La etimología de calavera nos lleva a calvaria, un vocablo latino que puede traducirse como “cráneo”. Se denomina calavera al grupo formado por todos los huesos que componen la cabeza mientras están unidos, aunque sin piel ni carne sobre ellos.

Calavera

Por ejemplo: “Ayer encontré una calavera de vaca en el campo del abuelo”, “Los investigadores hallaron tres calaveras humanas en el sótano de la casa”, “Me voy a tatuar una calavera en el brazo derecho”.

La calavera de un ser humano está compuesta por veintiocho huesos que tienen la función de proteger los órganos sensoriales y el encéfalo y de permitir el desarrollo del proceso de masticación. De ese total de huesos, solo la mandíbula resulta móvil.

Es posible diferenciar entre los huesos del cráneo (occipital, parietal, temporal, frontal, esfenoides y etmoides), los huesos del oído medio (el estribo, el yunque y el martillo) y los huesos de la cara (mandíbula, palatino, vómer y otros). Todos estos huesos componen la estructura de la calavera.

Cabe destacar que la calavera se utiliza como símbolo en distintos contextos. Cuando aparece sobre un fondo oscuro y cruzada por dos huesos, se trata de un emblema de los piratas. La calavera también puede usarse para advertir sobre algún tipo de peligro (como la toxicidad de una sustancia o el riesgo de electrocutarse al tocar un cierto elemento) o representar a la muerte.

En el lenguaje coloquial, se le dice calavera al hombre que vive de fiesta, es libertino y tiene distintos vicios: “De joven era calavera, pero cambié cuando me casé”, “Calavera no chilla: si ahora te duele la cabeza por la borrachera de anoche, no te quejes”.

Calavera de alfeñique

Se conoce con el nombre de calavera de alfeñique a una golosina que se elabora con forma de cráneo humano, utilizando diversas materias primas. El ingrediente principal de esta receta es el azúcar de caña, que normalmente se usa sin colorante aunque algunos deciden añadirle una pequeña cantidad de vainilla. Por lo general, la calavera se hace en una sola pieza y se adorna con algún tinte vegetal que le aporte cierto movimiento, para contrastar con el color de la base.

Si bien existe una gran variedad, el diseño fundamental consiste en hacer la calavera en blanco y las decoraciones en rojo, amarillo, azul o verde. Sobre ellas también se aplica papel de brillo metalizado y en la frente del cráneo se suele escribir el nombre de alguien a quien estime el creador, ya sea un miembro de su familia o un amigo muy cercano.

Quizás la característica más curiosa de esta costumbre no sea la forma o el aspecto de la golosina, sino el hecho de que no todos la comen, ya que es común guardarla durante unos días para luego desecharla intacta.

Además de los ingredientes mencionados anteriormente, le receta ha ido evolucionando hasta incluir frutas secas, semillas de amaranto y chocolate entre las opciones disponibles. Del mismo modo, en la actualidad se fabrican en barro y se venden; estos juguetes constan de dos partes cóncavas que deben unirse para completar la figura, aunque la mandíbula también suele estar separada.

Con ayuda de un trozo de hilo que atraviesa la calavera pasando por una serie de orificios es posible “animarla”, tirando del mismo para que la boca se abra y se cierre, algo que produce un sonido muy particular. Los colores de estos juguetes son más contrastantes y llamativos que los de los dulces.

Es tradición comprar uno de estos juguetes y obsequiarlo a un ser querido. Sus orígenes nos remontan al Día de los muertos, en México, donde los niños pedían que les dieran estas pequeñas calaveras.

  • Compartir  

Referencias

Autores: Julián Pérez Porto y Ana Gardey. Publicado: 2016. Actualizado: 2017.
Definicion.de: Definición de calavera (https://definicion.de/calavera/)