Definición de Edad Antigua

Con origen etimológico en el vocablo latino aetas, edad puede aludir a diferentes cuestiones. En este caso, vamos a tomar su acepción como cada periodo en que puede dividirse la historia humana. Lo antiguo, por su parte, es algo que se desarrolló mucho tiempo atrás o que tiene existencia desde hace una gran cantidad de tiempo.

Edad antigua

En este contexto, se denomina Edad Antigua al periodo que se inicia con la irrupción de las primeras civilizaciones y se extiende hasta la caída del Imperio romano en el mundo occidental (año 476). Se trata, por lo tanto, de la primera edad histórica, surgida tras el final de la prehistoria.

Aunque existen diferentes posturas, es habitual que se vincule el comienzo de la Edad Antigua a la irrupción de la vida urbana, las religiones organizadas y el poder político. En la Edad Antigua también surgieron los impuestos y se intensificó el comercio. La invención de la escritura, por otro lado, fue otro aspecto clave en la finalización de la prehistoria y el comienzo de la historia.

Muchos expertos reconocen, en la Edad Antigua, un periodo específico llamado Antigüedad clásica, relacionado con el esplendor de la civilización grecorromana (desde el siglo V antes de Cristo hasta el siglo II d. C.). En dichos siglos se forjó la idea de ciudadanía, se fortaleció un poder centralizado (el imperio) y se extendió el pago obligatorio de tributos.

A la Edad Antigua le siguió la Edad Media, también conocida como Medioevo. Este periodo se puso en marcha con la mencionada caída del Imperio romano occidental y se prolongó hasta mediados (caída del Imperio bizantino) o finales (llegada de Cristóbal Colón a América) del siglo XV.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de Edad Antigua (https://definicion.de/edad-antigua/)
Top