Definición de escurrimiento

Escurrimiento es el acto y la consecuencia de escurrir: hacer que algo empapado vaya perdiendo el líquido o apurar las gotas finales de un fluido que quedaban en un envase. El verbo escurrir procede del vocablo latino excurrĕre.

Escurrimiento

Por ejemplo: “Cuando llueve tanto en tan poco tiempo, es imposible lograr el escurrimiento del agua que se encuentra en las calles”, “Para favorecer el escurrimiento, las autoridades provinciales construirán un nuevo canal”, “Los residuos bloquearon el conducto y por eso se dificultó el escurrimiento”.

También se denomina escurrimiento o escorrentía al agua que comienza a fluir cuando un cauce o un depósito rebalsan. El agua, en este marco, avanza por la superficie, pudiendo provocar diversos inconvenientes.

Las características del escurrimiento, en este sentido, están vinculadas al tipo de suelo, la pendiente y otros factores. Este escurrimiento superficial está dado por el nivel de precipitaciones menos la infiltración y la retención superficial.

El escurrimiento se inicia cuando tanto la capacidad de almacenamiento de la superficie como el poder de intercepción de la flora se han agotado. A partir de entonces surge la película de agua que discurre sobre la superficie y que erosiona el suelo, dado que fluye hacia los niveles más bajos.

Es importante mencionar que el escurrimiento de los ríos es considerado como parte del ciclo hidrológico, que abarca todo el recorrido que realiza el agua desde que se precipita desde la atmósfera hasta su regreso por la evaporación. En dicho ciclo, el escurrimiento incide en la circulación. Si bien el escurrimiento es necesario para mantener el caudal de lagos y ríos, su exceso puede ser perjudicial por la erosión.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2017.
Definicion.de: Definición de escurrimiento (https://definicion.de/escurrimiento/)