Definición de gasa

El vocablo persa kaž o gaz derivó en el árabe clásico qazz o hazz, el antecedente etimológico del término gasa. Este concepto se emplea en nuestro idioma para aludir a una tela fina y clara, que puede elaborarse con hilo o con seda.

Gasa

Puede decirse que la gasa es una especie de malla que está compuesta por una cierta cantidad de hilos. Según el número de hilos, la gasa tendrá mayor o menor calidad. Los hilos, a su vez, pueden tener diferentes características.

En el terreno de la industria textil, la gasa se emplea para la confección de diversos tipos de prendas, e incluso de pañuelos, manteles y cortinas. Se trata de un tejido liviano y delicado, muy usado para crear ropa de verano (pantalones, polleras, faldas, túnicas, etc.).

La gasa también resulta muy importante en el ámbito de la medicina y la enfermería. Se trata de un elemento esencial en los primeros auxilios ya que se utiliza para cubrir las heridas.

Estas gasas son esterilizadas o se impregnan con algún tipo de sustancia que tenga acción terapéutica. Un procedimiento habitual para prevenir infecciones consiste en lavar y desinfectar una herida y luego cubrirla con una gasa. Sobre dicha gasa, además, se suele colocar un apósito o una venda.

Este uso de las gasas en el plano medicinal se explica a partir de la capacidad de absorción de la tela, que además no se pega a la herida. De este modo es posible proteger las heridas de forma simple, contribuyendo a la cicatrización sin riesgos.

  • Compartir  

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2018.
Definicion.de: Definición de gasa (https://definicion.de/gasa/)

Buscar otra definición