Definición de gladiolo

El término gladiolo, también aceptado por la Real Academia Española (RAE) como gladíolo (con acento en la letra I), tiene su origen etimológico en latín gladiŏlus. Este vocablo, a su vez, es el diminutivo de gladius (que se traduce como “espada”).

La etimología, por lo tanto, vincula la idea de gladiolo a una espada de tamaño pequeño. Esto tiene que ver con la forma de la planta que recibe la denominación.

Gladiolus

Los gladiolos constituyen un género conocido en el lenguaje científico como Gladiolus.

Qué es un gladiolo

Los gladiolos forman parte del grupo familiar de iridáceas. Presentan hojas con apariencia de estoque y flores generalmente de color rojizo en espiga terminal. Estos vegetales, que suelen alcanzar una altura de unos sesenta centímetros, se cultivan en jardinería, aunque también crecen de manera natural en terrenos que se caracterizan por su elevado nivel de humedad.

Es importante tener en cuenta que los gladiolos constituyen un género, conocido con el nombre científico de Gladiolus. Por lo tanto existen distintas especies de gladiolos, que comparten muchas características pero, a su vez, tienen rasgos que resultan diferentes.

Los gladiolos son plantas bulbosas debido a que tienen órganos subterráneos donde almacenan nutrientes. En concreto, estos órganos son cormos, tal como se denominan a los tallos que crecen bajo tierra, con una base engrosada y nudos de los cuales surgen las yemas. Los bulbos de los gladiolos sirven para la multiplicación de las plantas.

Simbolismo de la planta

Decíamos que la raíz etimológica de esta planta se encuentra en una palabra latina traducida como “pequeña espada”. La denominación es atribuida a Plinio y se asocia al aspecto de los ejemplares.

De todas maneras, hay otro motivo que se menciona al respecto y que le otorga al gladiolo un simbolismo particular. En los tiempos del Imperio romano, se acostumbraba entregar una flor de gladiolo a aquellos gladiadores que lograban imponerse en un enfrentamiento. Por eso se considera al gladiolo como un símbolo del triunfo.

Floración

Algunas especies de gladiolo tienen flores de color rosado.

El cultivo del gladiolo

En la actualidad, los gladiolos que se cultivan son híbridos obtenidos a partir de la cruza de distintas especies de Gladiolus. Dichos cruzamientos se iniciaron a comienzos del siglo XIX.

Estas intervenciones propiciaron un mejoramiento genético y favorecieron los cultivares para la comercialización de las plantas y las flores. De hecho, se consiguieron ejemplares más resistentes y con flores de mayor tamaño.

Lo habitual es que el gladiolo se utilice para la floricultura: se cortan sus flores y se comercializan. Sin embargo, también puede aprovecharse como planta ornamental.

Algunas especies

El gladiolo común, de nombre científico Gladiolus communis, es nativo del sur europeo, el oeste asiático y el norte africano. Puede medir hasta un metro de altura y se destaca por la tonalidad rosácea brillante de sus flores durante la época primaveral.

El gladiolo de campo (Gladiolus italicus), en tanto, es originario de Eurasia aunque crece como maleza en otras regiones. Del Gladiolus dalenii y del Gladiolus cardinalis, por otro lado, surgen muchos de los híbridos más populares.

El Gladiolus carneus, el Gladiolus illyricus, el Gladiolus palustris, el Gladiolus murielae, el Gladiolus unguiculatus y el Gladiolus gregarius son otras clases de gladiolos.

Referencias

Autor: Julián Pérez Porto. Publicado: 2021.
Definicion.de: Definición de gladiolo (https://definicion.de/gladiolo/)

Buscar otra definición